Noticias

le ganó a Egipto y todavía sueña con la clasificación en el fútbol olímpico


La Selección Argentina le ganó 1-0 a Egipto en su segunda presentación del torneo del fútbol masculino de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Facundo Medina, tras capitalizar un rebote en un palo, marcó el único gol de la tarde en el Sapporo Dome a los 6 minutos del segundo tiempo. No le sobró nada. Pero salió de perdedor. Y el sueño sigue en marcha, aunque no la tendrá fácil para avanzar a los cuartos de final.

Es cierto, el equipo dirigido por Fernando Batista tomó aire y evitó empezar a despedirse de la competencia. Pero en la última fecha se las verá el miércoles desde las 8 con España, que venció por idéntico resultado a Australia con gol de Mikel Oyarzábal y pasó al frente de la posiciones del Grupo C. Ganar es casi la única opción para seguir en carrera. Difícil, pero no imposible.El buen inicio de la Selección en el duelo contra el duro Egipto fue un espejismo. Apenas comenzado el partido, Adolfo Gaich estrelló el balón en el palo izquierdo del arco defendido por Mohamed El Shenawy. Pero hasta ahí llegó el peligro en una primera mitad en la que el conjunto africano demostró sus ganas, pero también su falta de contundencia en el área rival.

Una pila de vida. El alivio llegó gracias al gol de Facundo Medina. Foto: AP

Ramadan Sobhi tuvo un mano a mano ante Jeremías Ledesma, pero el ex Central, el único mayor del equipo de Batista, frustró el grito egipcio con grandes reflejos. La defensa de Argentina volvió a sufrir con sus distracciones tal como le sucedió en el partido inaugural contra Australia (0-2). Pero esta vez se toparon con un adversario con menos armas ofensivas.Ahmed Rayan, en dos oportunidades, desaprovechó dos disparos dentro del área para adelantar a los suyos. El primero lo salvó Facundo Medina con un cierre espectacular. Aunque, claro, no fue lo mejor de Medina en la tarde.El partido, a pesar de disputarse bajo el techo y con climatización, 22 grados, del Sapporo Dome, bajó el ritmo a partir de la primera media hora. Argentina intentaba construir, pero equipo estaba muy largo, casi que no había conexión, con solo Alexis Mac Allister bajando a recibir para intentar construir juego.

Ramadan Sobhi fue un dolor de cabeza para la Argentina. Foto: AFP

En este contexto, solo una pelota parada y la fortuna podían salvar a la Selección. Y así fue. Un centro fuerte de Mac Allister encontró a Medina en el primer palo, su remate pegó en el otro poste y le cayó de nuevo al central para que rematara fuerte al medio entre una marea de piernas.El gol sirvió para ganar en tranquilidad. Y excepto por dos faltas cerca del área ya en los últimos minutos fruto del nerviosismo, la Argentina se quedó con los tres puntos y se la jugarán en la última fecha del grupo C, ya en Saitama, frente a España.¿Cómo quedaron las posiciones? España manda ahora con cuatro puntos, uno más que Australia y la Argentina. Cierra el grupo C Egipto con una unidades. El problema es que los oceánicos tienen mejor diferencia de gol y, además, se cruzarán con el rival más accesible de la zona. Por lo tanto, la Selección no tiene otra alternativa que ganar para no depender de nadie y evitar usar una calculadora para sacar cuentas.Bocha Batista, satisfecho»Este resultado nos viene muy bien, no solo en el puntaje, sino en lo anímico», destacó el «Bocha» Batista luego de la victoria por 1-0 sobre Egipto en Sapporo.»Fue un partido muy difícil. Sabíamos que ellos a España le habían jugado un gran partido. Si no me equivoco, desde 2019 que Egipto no perdía un partido y sabíamos que iba a ser esta clase de partido», expresó Batista.Y, en esta línea, agregó: «Teníamos que tener paciencia, no nos teníamos que desesperar para poder llegar a concretar y después, estar tranquilos. Seguramente nos tocará definir el grupo con España y nos prepararemos de la mejor manera posible», completó el entrenador».El «Bocha» compartió la conferencia de prensa con el autor del gol, Facundo Medina, defensor de Racing Club de Lens de Francia, quien aseguró que fue un partido «muy duro» y destacó la importancia de la pelota parada para abrir el partido.»Que el pueblo argentino se quede tranquilo que de nuestra parte, como jugadores y como grupo, vamos a dar lo mejor en cada momento, en cada entrenamiento, en cada partido que nos toque, sea el equipo que sea. Ahora descansaremos y nos prepararemos para el próximo partido», cerró el ex River y Talleres.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA