Noticias

Raúl Castro se sumó a las contramarchas que organizó el gobierno de Cuba tras las masivas protestas

El expresidente Raúl Castro junto al actual mandatario Miguel Díaz-Canel en una marcha a favor del gobierno en La Habana. (Foto: AFP/Yamil Lage).

Miles de personas se concentran en La Habana en un acto de apoyo a la Revolución organizado por el Gobierno cubano al que asisten el exmandatario Raúl Castro y el presidente, Miguel Díaz-Canel, casi una semana después de que masivas marchas de protesta sacudieran la isla en medio de una fuerte crisis.

Acusaciones contra EEUU

En el acto, Díaz-Canel acusó al “enemigo” de “lanzarse con todo para destruir la sagrada unidad ciudadana” y llamó además a la “autocrítica y a combatir “errores” propios. “Todo esta fríamente calculado en un manual de guerra no convencional”, añadió el presidente, quien acusó a Estados Unidos de haber fomentado las protestas contra el gobierno.

“Lo que está viendo el mundo de Cuba es una mentira”, dijo también acerca de la difusión de “imágenes falsas” en redes sociales, que “estimulan y glorifican el desacato y la destrucción de inmuebles”, seis días después de históricas protestas contra el gobierno comunista.

El expresidente Raúl Castro junto al actual mandatario Miguel Díaz-Canel en una marcha a favor del gobierno en La Habana. (Foto: AFP/Yamil Lage).

Hay “un odio desbordado en las redes sociales”, insistió. El acceso al internet móvil fue cortado en la isla del domingo al mediodía al miércoles por la mañana, antes de ser restablecido pero de manera inestable.

El cubano “no es un gobierno que reprime a su pueblo”, afirmó. Las protestas dejaron un muerto, decenas de heridos y más de 100 detenidos, muchos de ellos en paradero desconocido.

Un hombre con una remera del Che Guevara en la contramarcha del gobierno cubano. (Foto: AFP/Yamil Lage).

El acto fue anunciado ayer con el objetivo de reclamar “el cese de los intentos de desestabilización desde el exterior contra la nación”, según medios locales. Los asistentes al acto progubernamental fueron convocados de madrugada a la zona conocida como La Piragua, en el Malecón a su paso por el barrio del Vedado y muy cerca de la sede de la Embajada de Estados Unidos. Según el diario oficial Granma, también están previstos el sábado actos en otras ciudades del país como Santiago de Cuba, Bayamo, Camagüey y Santa Clara.

Con banderas cubanas y del Movimiento 26 de Julio, fotografías del fallecido Fidel Castro y de su hermano Raúl, -que tuvo que salir de su retiro por las protestas- los manifestantes aplaudieron a los dirigentes y corearon consignas a favor de la Revolución. “íNacimos para vencer y no para ser vencidos!”, gritaba la multitud.

El único incidente hasta ahora se ha producido cuando antes del inicio un hombre gritó “patria y vida”, uno de los principales lemas de las protestas antigubernamentales, y fue detenido y sacado del lugar.

Esta concentración tiene lugar con Cuba sumida en el peor momento de la pandemia de coronavirus. La Habana registró este viernes 763 nuevos contagios, una de sus cifras más altas desde el inicio de la crisis sanitaria.

Militantes cubanos llevan retratos de Fidel Castro y Miguel Díaz-Canel en una contramarcha del gobierno. (Foto: AFP/Yamil Lage).

Las protestas del pasado domingo, las más fuertes en Cuba en las últimas seis décadas, se produjeron con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad.

En la principal protesta en el emblemático Paseo del Prado de La Habana los manifestantes desfilaron en una marcha pacífica hasta que la policía y los contramanifestantes se enfrentaron a ellos, produciendo heridos y detenidos.

El Gobierno cubano acusa a Estados Unidos de financiar e instigar las protestas y no ha ofrecido hasta ahora cifras sobre el número de detenidos, que organizaciones de derechos humanos y activistas cifran en cientos.

Miles de manifestantes participaron de una contramarcha del gobierno cubano (Foto: AFP/Yamil Lage).

Preocupación de la ONU

Este viernes, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, pidió el viernes la liberación urgente de todos los manifestantes detenidos en e instó al diálogo entre el gobierno comunista y ciudadanos, al tiempo que llamó a levantar las sanciones contra la isla caribeña.

“Insto al gobierno a que aborde las demandas de los manifestantes mediante el diálogo, y a que respete y proteja plenamente los derechos de todas las personas a la reunión pacífica y a la libertad de opinión y expresión”, pidió Bachelet en un comunicado.

“Estoy muy preocupada por el presunto uso excesivo de la fuerza en contra de manifestantes en Cuba y el arresto de un gran número de personas, entre ellas varios periodistas”, expresó Bachelet. “Es especialmente preocupante que entre ellas haya personas presuntamente incomunicadas y personas cuyo paradero se desconoce. Todas las personas detenidas por ejercer sus derechos deben ser liberadas urgentemente”, agregó.

Bachelet reiteró además su llamado “al levantamiento de las sanciones sectoriales unilaterales, dado su impacto negativo en los derechos humanos, incluido el derecho a la salud”.

Noticia que está siendo actualizada.-