Noticias

El gráfico que explica la tercera ola en Europa y anticipa el impacto que podría tener en la Argentina

Pese al avance de las campañas de vacunación contra el coronavirus en Europa, las nuevas variantes marcan un ritmo de contagios que preocupa y ya se habla de una contundente tercera ola. Sin embargo, la mortalidad y las internaciones disminuyeron de manera significativa, en comparación con el brote anterior, y permiten que la “nueva normalidad” continúe avanzando.

En los países que forman la Unión Europea, los contagios de COVID-19 aumentaron un 38% en la última semana. La cepa Delta es la principal responsable de esta situación, según apuntan los expertos a nivel mundial. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la variante detectada inicialmente en India, es mucho más contagiosa que las identificadas hasta ahora y se encuentra en por lo menos 85 países.

Si bien el continente americano sigue encabezando la lista de muertes por la pandemia, de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins (de las 3.911.479 personas que murieron a nivel mundial por el virus, 1.878.358 ocurrieron en América), los casos positivos diarios crecieron en la última semana nuevamente en el europeo.

Pese a esto, una particularidad que presenta esta ola es que presenta menor mortalidad y casos de hospitalización. Esto respondería a los cuidados que se siguen sosteniendo en el plano sanitario, y especialmente por las campañas de vacunación, que lograron inmunizar a una buena parte de la población junto con la llegada del verano.

El Reino Unido superó la barrera de los 25.000 casos en promedio en los últimos 7 días. Cerca de tener el doble que en la ola del otoño pasado, tiene un tercio de los pacientes hospitalizados y cinco veces menos fallecidos.

En España, gracias a las actuales estadísticas ya se permite a los ciudadano pasear al aire libre o ir a la playa sin usar barbijos, pese a que algunas personas aún no prescinden de este elemento para salir a la calle.

La curva de pacientes hospitalizados por COVID-19 en Italia, uno de los países más castigados durante el 2020 por la pandemia, también sigue bajando. El viernes se reportaron 1899, frente a los 2027 del día anterior.

Otro país que avanza en vías de regreso a la normalidad es Francia. La tasa de muertes bajó significativamente y desde la semana pasada ya no es obligatorio usar barbijo en espacios exteriores, excepto en determinadas circunstancias como reuniones masivas, estadios o lugares muy abarrotados. En Islandia las autoridades directamente ya levantaron las restricciones como el distanciamiento social, según informó el Ministerio de Salud local.

El Reino Unido superó la barrera de los 25.000 casos en promedio en la última semana. (Foto: Twitter / @SantiOlsze).

Por otro lado, mientras que varias naciones reportan una situación más estable, otras, como en el caso de Rusia, no transitan el mejor de sus momentos. La ciudad de San Petersburgo registró el viernes el máximo número de muertes por coronavirus desde el estallido de la pandemia, en marzo del año pasado. Las autoridades reportaron 107 muertos en un día, superando por primera vez a Moscú, capital y epicentro de la crisis sanitaria.

Además, una región del centro de Rusia suspendió el sábado la vacunación durante dos días debido a la escasez de dosis, pese a ser productor de la Sputnik V. Informó su mayor aumento diario de contagios desde mediados de enero, con 21.665 nuevos positivos.