Noticias

Una mujer concibe a su segundo bebé estando embarazada

Rebecca Roberts, una madre británica de 39 años, es una de las pocas mujeres en el mundo que ha vivido la superfetación. Roberts logró concebir un segundo bebé estando ya embarazada, una condición muy rara de la que se han registrado apenas una decena de casos en todo el mundo.

«Básicamente, me quedé embarazada cuando estaba embarazada«, ha explicado en un vídeo publicado recientemente en su perfil de Instagram. Tres semanas después de concebir a Noah, el mayor de los gemelos, Roberts y su pareja, Rhys Weaver, concibieron a Rosalie.

Fueron los médicos quienes descubrieron que los gemelos que esperaba Roberts habían sido concebidos con tres semanas de diferencia. «Se dieron cuenta de que el bebé estaba creciendo a un ritmo constante de tres semanas menos que el primero, y fue entonces cuando me dijeron que creían que era un embarazo de superfetación», ha asegurado en declaraciones que recoge la CNN.

«Se supone que esto no sucede nunca«, ha indicado Roberts, que cree que pudo influir el hecho de que antes de concebir a Noah tomó un medicamento para la fertilidad que estimulaba la ovulación.

«Cuando me hablaron de la superfetación, Rhys y yo nos fuimos para casa y buscamos en internet para encontrar más información sobre ello, y literalmente no había casi nada«, ha reconocido Rebecca Roberts.

Según explica la ginecóloga Lillian Schapiro, las superfetaciones son un fenómeno muy raro por diversas razones. En primer lugar, porque las mujeres generalmente ovulan solo una vez por ciclo, y si el esperma logra fertilizar al óvulo y este se implante en el útero, comenzaría el embarazo y automáticamente no se produciría una nueva ovulación.

En este caso, se fertilizó un primer óvulo durante la primera ovulación y «de alguna manera, ella ovuló nuevamente durante ese mismo ciclo», por lo que «otro óvulo también fue fertilizado y ambos embriones se implantaron en el útero en diferentes momentos», ha indicado Schapiro.

Finalmente, Noah y Rosalie nacieron por cesárea en septiembre de 2020 y tuvieron que estar un tiempo separados en unidades de cuidados intensivos neonatales. «Rosalie era considerablemente más pequeña que Noah. No solo era 3 semanas más joven que él, su umbilical dejó de funcionar correctamente y no creció mucho durante aproximadamente un mes antes de que nacieran», ha contado su madre en otro post en Instagram.

A las tres semanas de vida, Noah pudo volver a casa, mientras que Rosalie pasó ingresada 95 días y regresó poco antes de Navidad, ha aclarado Roberts.

Ahora, con casi siete meses de vida, Noah todavía sigue siendo más grande que Rosalie, algo que a su padre, Rhys Weaver, no le preocupa: Es una pequeña soldado. Tiene su propia personalidad», ha asegurado. 

«Noah casi gatea y está a punto de sentarse solo también», ha dicho Rebecca, mientras que Rosalie «tiene muchas cosquillas ahora, su risa es increíble».