Noticias

Un laboratorio de la India producirá 200 millones de dosis de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus

El fondo soberano ruso (RDIF), a cargo del desarrollo de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, anunció el viernes que firmó un acuerdo con un grupo farmacéutico indio para producir al menos 200 millones de dosis de este fármaco.

El RDIF, que financió en parte el desarrollo de la vacuna, indicó que se había asociado a una filial del grupo farmacéutico Strides para producir a partir del tercer trimestre de 2021 “un mínimo de 200 millones de dosis de Sputnik V, suficientes para vacunar a 100 millones de personas”.

India se convirtió en un actor clave en la lucha contra el coronavirus como mayor productor de vacunas en el mundo y desde allí llegaron a la Argentina, por ejemplo, las 580.000 dosis de Covishield, desarrollada por Oxford y AstraZeneca.

“La India será uno de los principales centros de producción de la vacuna Sputnik V en el mundo”, ya había anunciado el director general de RDIF, Kiril Dmitriev, en la conferencia de prensa virtual en la que se divulgó la publicación en The Lancet, que demostró la eficacia de más del 91% del fármaco.

Ese aval científico y las ventajas contra otros inoculantes como su precio y la mayor facilidad para el transporte, al poder almacenarse en un refrigerador en lugar de en un congelador, disparó la demanda del desarrollo ruso.

La Sputnik V ya fue aprobada en 52 países, según el RDIF. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) comenzó una revisión de la Sputnik V a comienzos de este mes. Si se aprueba, la Sputnik V se convertiría en la primera vacuna contra el coronavirus no occidental con certificación para utilizarse en el bloque de 27 países.

A fines de enero, el Instituto Gamaleya de Rusia reconoció que tenía demoras en la producción de la vacuna y el país comenzó a firmar una serie de acuerdos de producción con empresas de Italia, Francia, España, Alemania, Corea del Sur, Brasil, China, Turquía e Irán, además de Bielorrusia, Kazajistán y la Argentina. Algunos fabricantes en el extranjero elaboraron partidas de prueba de la vacuna, pero hay pocos indicios de que hayan fabricando grandes cantidades hasta el momento.

En el continente americano, la producción externa de la Sputnik V ya comenzó en Brasil. A mediados de enero, el director de la empresa farmacéutica brasileña Uniao Química, Rogério Rosso, anunció que el objetivo inicial es producir 8 millones de dosis y destacó que todas ellas serán utilizadas para exportar a países de América Latina, según informó el portal CNN Brasil.