Noticias

Microsoft y Linkedin enfrentan con fuerza al COVID-19

El presidente de Microsoft, Brad Smith, comentó una nueva asociación que hicieron Microsoft y LinkedIn para enfrentar la pandemia sobre todo en el aspecto económico y sus consecuencias laborales.

“A medida que las sociedades se reabran, es evidente que la economía en julio no será lo que fue en enero. Cada vez más, uno de los pasos clave necesarios para fomentar una economía segura y exitosa. La recuperación es un mayor acceso a las habilidades digitales necesarias para llenar nuevos trabajos. Y una de las claves de una recuperación verdaderamente inclusiva son programas para proporcionar un acceso más fácil a las habilidades digitales para las personas más difíciles”, señaló el máximo representante de Microsoft.

Ambas compañías están lanzando una iniciativa global de habilidades dirigida a traer más habilidades digitales para 25 millones de personas en todo el mundo para fin de año. Esta iniciativa traerá juntos cada parte de nuestra empresa, combinando recursos existentes y nuevos de LinkedIn, GitHub, y Microsoft. Se basará en tres áreas de actividad:

  • El uso de datos para identificar trabajos en demanda y las habilidades necesarias para llenarlos;
  • Acceso libre a rutas de aprendizaje y contenido para ayudar a las personas a desarrollar las habilidades de estos puestos
    exigir;
  • Certificaciones de bajo costo y herramientas gratuitas de búsqueda de empleo para ayudar a las personas que desarrollan estas habilidades a perseguir nuevos trabajos

La iniciativa proporciona gratis acceso al contenido en LinkedIn Learning, Microsoft Learn y GitHub Learning Lab, y parejas estos con certificaciones de Microsoft y herramientas de búsqueda de empleo de LinkedIn. Además, Microsoft está respaldando el esfuerzo con $20 millones de dólares en subsidios en efectivo para ayudar a organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo personas que más lo necesitan.

Según los cálculos de Microsoft, el desempleo global en 2020 puede alcanzar un cuarto de mil millones personas. Es un número asombroso. La pandemia no respeta fronteras. Solo en los Estados Unidos, la Oficina de Presupuesto del Congreso estima que el país puede ser testigo de un aumento de 12.3 puntos (de 3.5% a 15.8%) en la tasa de desempleo, lo que equivale a más de 21 millones de personas recién desempleadas. Muchos otros países y continentes enfrentan desafíos similares.

Como suele ser el caso, la mayor parte de esta recesión está en manos de quienes tienen menos nivel educativo, personas con discapacidades, personas de color, mujeres, trabajadores más jóvenes y individuos que tienen una educación menos formal.

La desconexión a largo plazo entre la oferta y la demanda de habilidades en el mercado laboral parece ser impulsado por tres factores primarios a largo plazo:

  • La rápida aparición de tecnologías impulsadas por IA que están impulsando una nueva era de automatización;
  • La creciente necesidad de perspicacia tecnológica para competir en un paisaje comercial cambiante;
  • La disminución de las inversiones en capacitación basadas en el empleador en las últimas dos décadas. Navegar estos desafíos para cerrar la brecha de habilidades requerirá una renovación asociación entre partes interesadas en los sectores público, privado y sin fines de lucro.

Por eso, Microsoft basará sus esfuerzos en seis elementos claves:

  • Uso datos y tecnología para ayudar a las personas a desarrollar nuevas habilidades. El más rápido y económico. La forma de abordar la escasez de habilidades es poner la tecnología a trabajar para capacitar a más personas más rápido, comenzando con las habilidades digitales.
  • Centrarse en un amplio conjunto de habilidades. Incluso mientras nos enfocamos en trabajos con tecnología habilitada, trabajaremos para apoyar el desarrollo de habilidades más amplias también, incluida la perspicacia necesaria para garantizar uso responsable de la tecnología y las habilidades blandas necesarias para encontrar y tener éxito en un nuevo trabajo.
  • “Pídales a los empleadores que hagan más. Creemos que los empleadores deberán desempeñar un papel más importante que en últimos años en ayudar a los empleados a desarrollar estas nuevas habilidades. Como empleador nosotros mismos, lo haremos. Hacer nuevos compromisos de capacitación con nuestros empleados. Y ayudaremos a empoderar a nuestros clientes para que pueden satisfacer mejor las necesidades de sus propios empleados”.
  • “Apóyate en los socios. Como en muchas otras áreas importantes, las asociaciones son fundamentales. Lo haremos basar nuestro trabajo en asociaciones con organizaciones sin fines de lucro y apoyo a los gobiernos”
  • “Reunir cada parte de nuestra empresa. Creemos que el desafío global de habilidades es un problema que Microsoft puede ayudar a abordar si reunimos cada parte de nuestra empresa.
  • “Use nuestra voz para cambiar la política. A medida que aprendamos qué es lo que más ayuda a las personas, compartiremos nuestros datos y conocimiento y abogar por las innovaciones de políticas públicas para apoyar las oportunidades de actualización.

Iniciativa exitosa

Microsoft Corp. anunció el progreso realizado desde el lanzamiento de su ambiciosa iniciativa global de habilidades destinada a ayudar a 25 millones de personas alrededor del mundo que han sido afectadas por la pérdida de empleos por COVID-19, para mejorar sus habilidades digitales y encontrar un nuevo empleo. Actualmente, México se clasifica en el lugar #9 a nivel mundial con más personas que han tomado los cursos, destacando Especialista en Servicio al Cliente como la ruta de aprendizaje más popular.

 Esta iniciativa tecnológica integral basada en datos y tecnología digital, se produce en respuesta a la crisis económica mundial causada por la pandemia de COVID-19. En los tres meses transcurridos desde el lanzamiento de la iniciativa, Microsoft, LinkedIn y GitHub han llegado a 10 millones de estudiantes en 232 países y territorios a través de opportunity.linkedin.com donde se puede acceder a todos los recursos, disponibles en línea bajo demanda, en cuatro idiomas: inglés, francés, alemán y español.

 

Recomendaciones del editor