Noticias

Un nuevo incendio arrasa el mayor campo de refugiados de Moria y obliga a evacuar a sus residentes

Un nuevo incendio ha estallado en la tarde de este miércoles en el campo de refugiados de Moria, situado en la isla griega de Lesbos y considerado el mayor del país, en zonas que no habían ardido hasta ahora.

Por el momento se desconoce la causa del incendio, que avanza por dos frentes. El fuego ha obligado a los refugiados y migrantes que viven en el área del campo en llamas a abandonar sus carpas, como los residentes del campo evacuados por los fuegos de este martes, según ha informado la prensa griega.

El diario local ‘Proto Thema’ ha indicado que la Policía y los Bomberos ya se han desplazado al lugar, donde también se están habilitando carpas para acomodar a los migrantes y refugiados en las zonas de Moria que no han quedado afectadas por los incendios. Además, unas 2.000 personas que se han quedado sin hogar se establecerán en un barco de pasajeros y dos barcazas.

Hipótesis del segundo incendio en dos días

El fuego se apoderó del campo de Moria este martes, aunque el motivo de los incendios no está claro. Algunos residentes del campo indicaron que los habitantes de la isla griega han provocado los incendios, mientras que otras informaciones apuntan a que los migrantes y refugiados provocaron el fuego y, posteriormente, obstaculizado el trabajo de los Bomberos.

Por su parte, otra hipótesis señala que el motivo del incendio ha sido el anuncio de que 35 personas residentes en Moria han dado positivo por COVID-19y que, en consecuencia, debían aislarse junto a sus familias y contactos estrechos a las afueras del campo.

Algunos de ellos se han negado a la perspectiva del aislamiento, mientras que otros han intentado abandonar el campo durante la madrugada para escapar del peligro que supondría que los positivos y sus contactos no dejaran Moria. Habrían sido los enfrentamientos entre ambos los causantes de los fuegos.

En este sentido, el ministro de Inmigración de Grecia, Notis Mitarakis, ha anunciado que ocho de los 35 positivos por COVID-19 ya han sido identificados y aislados en una instalación especial. También se ha hallado a varios de sus contactos estrechos.

El campo de refugiados de Moria, en el que viven más de 12.000 personas, está superpoblado y las personas viven allí en condiciones de hacinamiento, algo que han denunciado las ONG de forma reiterada. Las autoridades griegas confirmaron el primer caso de contagio por COVID-19 en el campo hace una semana.