Noticias

Coronavirus: La parálisis mundial derrumba el petroleo porque hay exceso de oferta y no hay donde colocarlo


Si se necesita un dato concluyente sobre la parálisis económica sin precedentes que experimenta el mundo moderno, el petróleo lo ha exhibido este lunes sin contemplaciones. El crudo cayó por debajo de los 5 dólares por barril y aún menos hasta 2 dólares en momentos que la pandemia de coronavirus traba la rueda del sistema de acumulación, amenazando con borrar toda una década de crecimiento de la demanda, recortando miles de empleos y eliminando cientos de miles de millones de dólares de las valoraciones de las empresas.Es el abismo, en dimensiones que no estaban ni sospechadas. La actividad industrial y económica se está deteniendo a medida que los gobiernos de todo el mundo extienden los cierres debido a la rápida propagación del coronavirus.

El petróleo se ha enfrentado a sus propios efectos colaterales con un mercado con un exceso de oferta masivo y ningún lugar para colocar barriles físicos de crudo. Un acuerdo de producción sin precedentes por parte de la OPEP y los miembros aliados hace una semana para frenar el suministro está demostrando muy poco y demasiado tarde ante un colapso de un tercio de la demanda global.

La epidemia del nuevo coronavirus impacta en los precios del petróleo, evolución del precio del barril de Brent de Mar del Norte desde 1990 – AFP / AFP

Este lunes, una rareza técnica exacerbó la caída de los precios a medida que los operadores huyeron del contrato de futuros de mayo antes de su vencimiento el martes, lo que lo redujo hasta un 78% al nivel más bajo desde que los futuros comenzaron a cotizarse en Nueva York en 1983. El contrato del mes siguiente cayó 11% a $ 22.22 por barril. El grupo CME dijo que es posible que el contrato de mayo WTI podría negociarse en negativo. Otro dato sin precedentes.»Hay poco para evitar que el mercado físico tenga una mayor tendencia a la baja en el corto plazo», dijo Michael Tran, director gerente de estrategia energética global de RBC Capital Markets. «Las refinerías están rechazando barriles a un ritmo histórico y con los niveles de almacenamiento de los EE. UU. Llegando a su límite, las fuerzas del mercado infligirán más dolor hasta que lleguemos al fondo o despeje COVID, lo que ocurra primero, pero parece ser lo primero».Desde el comienzo del año, los precios del petróleo han caído en más del 90% después de los efectos compuestos del coronavirus y un colapso en el acuerdo original de la OPEP por el choque entre Arabia Saudita y Rusia sobre las cuotas de producción. Sin un final a la vista, y mientras los productores de todo el mundo continúan bombeando se produce una gran venta entre los comerciantes que no tienen acceso al almacenamiento y eso derrumba el precio del crudo.Hay signos de debilidad en todas partes. Los compradores en Texas están ofreciendo tan solo $2 por barril por algunas variantes de petróleo, lo que aumenta la posibilidad de que los productores pronto tengan que pagar para que les quiten el crudo de sus manos. La diferencia entre los dos contratos más cercanos para el índice de referencia de EE.UU. Ha caído a su nivel más débil registrado.

Un operario en una instalación petrolera de Texas. El West Texas Intermediate, de referencia para Estados Unidos, caía este lunes a niveles sin precedentes. DPA

En Asia, los banqueros son cada vez más reacios a otorgarles a los comerciantes de productos básicos el crédito para sobrevivir a medida que los prestamistas se vuelven cada vez más temerosos sobre el riesgo de un incumplimiento catastrófico atengo a que el parate esta secando a las empresas y diluyendo sus chequeras. Esto incluso, aun al marte de los enormes sistemas de rescatate que están poniendo en marcha los Estados del norte mundial.Las reservas de crudo en fracking, el petroleo no convencional, variedad que lidera Estados Unidos, han aumentado un 48% a casi 55 millones de barriles desde finales de febrero. Esta muy cerca de su límite de 76 millones de barriles.El colapso de los precios está repercutiendo en toda la industria petrolera. El 13% de la flota de perforación estadounidense fue cerrada la semana pasada. Pero lo que se ha hecho hasta ahora no es suficiente ni tampoco con la velocidad necesaria para evita que el almacenamiento trepe a niveles máximos, dijo Paul Horsnell, jefe de productos de Standard Chartered.»La psicología de fondo en este momento es enormemente bajista», dijo Michael Lynch, presidente de Strategic Energy & Economic Research Inc en una entrevista telefónica. «La gente está preocupada porque vamos a ver tanta acumulación de inventario que será muy difícil arreglarlo en el corto plazo y habrá muchas cargas en dificultades en el mercado». La gente está tratando de deshacerse del petróleo y no hay compradores «.»La destrucción intradía del WTI (el West Texas Intermediate) es épica en escala y muestra la gran inestabilidad de los contratos de mayo de 2020 ante su expiración de mañana y los miedos a que el almacenamiento no se pueda materializar», expresó la analista Louise Dickson, de la firma Rystad Energy a tono con la mayoría de sus colegas.El derrumbe del precio de la energía es una noticia letal para los países productores y no tiene una referencia positivo del tipo de que la baja facilite la reanudación del sistema en precios más accesibles cuando cesen las cuarentenas debido a que los precios se recuperarán de modo empinado. Esa novedad estrangula a los productores pero agrega otro dilema a Estados Unidos cuya producción de fracking en Dakota es una de las joyas de la última década del desarrollo norteamericano. Los costos de la producción de petróleo no convención son más altos que su otra variedad de modo que un precio a la baja sencillamente desarma a la i industria.BLOOMBERG Y CLARIN 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA