Noticias

Lo mataron con un bate en plena fiesta de casamiento

Lo que debía ser el momento más feliz de la vida de un joven en Chino, California, terminó en horror. Joe Melgoza tenía 30 años y fue asesinado con un bate por dos agresores en la celebración de su boda, que se hizo en la casa de su cuñada. Por el crimen fueron detenidos los hermanos Rony y Josue Castaneda Ramírez, que no conocían a la víctima. Irrumpieron en plena fiesta, agredieron a invitados y luego huyeron. Melgoza los persiguió y fue salvajemente atacado hasta morir.

En medio de la celebración mientras la pareja, sus familiares y amigos disfrutaban de la fiesta de casamiento, entraron dos vecinos que no conocían al novio. Debieron retirarse rápidamente, ya que les dijeron que tenían que irse porque no estaban entre los invitados. En un primer momento se fueron, pero luego volvieron y actuaron con gran violencia. Armados con bates, volvieron a entrar a la casa y empezaron a golpear a los invitados. Melgoza trató de protegerlos. Los atacantes huyeron y el novio los persiguió. Finalmente lo mataron cerca del lugar.

Tras la denuncia, la policía local detuvo a los sospechosos, que permanecen detenidos en el Centro de Detención de West Valley en Rancho Cucamonga, a disposición de la Justicia. El vocero de la fuerza confirmó que los acusados no estaban invitados a la fiesta y que no conocían al novio.

Los autoridades investigan qué fue lo que los llevó a presentarse en la celebración, de acuerdo a Los Angeles Times. A Melgoza lo encontraron en las inmediaciones del lugar, con un traumatismo en la cabeza. Lo trasladaron al Centro Médico Chino Valley, donde finalmente murió.

La madre de Melgoza relató cómo se produjeron las agresiones que derivaron en el crimen de su hijo. «Primero atacaron al cuñado de Joe. Él se metió para protegerlo y luego persiguió a los agresores. Corrió detrás de ellos, y entre los dos le dieron con el bate y lo mataron», dijo Isela Dubon. Andy Velásquez, hermano de la víctima, también lamentó su muerte. «Mi hermano no merecía morir así, era un buen hombre», afirmó.

Familiares y amigos crearon una página en la plataforma GoFundMe para pagar los gastos del funeral. «Nos lo quitaron de una manera trágica y horrible. Deja a su hija Lilly, que estará en buenas manos con su familia. ¡Pedimos apoyo en este momento! Isela, la madre de Joe está devastada, desconsolada y atraviesa muchas dificultades para procesar este momento. Los dos criminales que cometieron este horrible crimen están detenidos. ¡Será justicia! Por favor, recen por la familia y ayúdenlos con donaciones», fue el pedido de los allegados a la víctima.