Noticias

Daniel Melingo: «Los que quedamos en carrera somos sobrevivientes» – 26/09/2019


Cuentan los rumores que se barajaron varios títulos para este flamante ciclo en el CCK, por ejemplo Semana Melinguera o Semana Melingueana. Es raro que no hayan probado con MelingoFest o Melingopalooza. Pero lo cierto es que incluso intentaron Semana retrospectiva Melingo, aunque enseguida vieron que daba muy serio y aburrido. Finalmente, a Gustavo Mozzi, director del CCK, se le ocurrió Universo Melingo, y listo. Quedó.El subtitulo lo explica todo: “Una semana de música, poesía y cine”. Habrá tres conciertos, la exhibición de tres películas y una charla abierta junto al letrista Luis Alposta. Todo centrado en Daniel Melingo, claro.

Viva la música | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

La cereza sobre la torta era lanzar en ese marco un disco nuevo llamado Oasis, que iba a cerrar una trilogía iniciada con Linyera y Anda. La presentación iba a ser una ambiciosa ópera con puesta de Pichón “De La Guarda” Baldinú. Pero los astros no estaban alineados del todo.

Durante el ciclo, Daniel Melingo presentará algo del material que formará parte de su nuevo álbum. (Foto: Laura Szenkierman/Prensa CCK)

“Hace dos años que vengo trabajando en el álbum nuevo -explica Melingo-, así que pensé que llegaba a presentarlo el 5 y 6 de octubre, pero no llegué. El disco está grabado y todo, pero recién saldrá el 11 de octubre el primer single y videoclip, a fin de año habrá otro single y el 26 de marzo lo presento en París. Así que ahora vamos a desembarcar con algo de la música nueva, como un adelanto de esta ópera que recién vamos a estrenar en enero de 2021”.-¿Te das cuenta que sonás como europeo al organizar un cronograma con tanta anticipación?-¡No tengo otra manera de hacerlo! Bien que me gustaría laburar más acá, pero donde me dan laburo es en Europa. Entonces lamentablemente me acostumbré a trabajar con antelación de un año. Y te digo que es la mejor manera de trabajar, aunque nosotros estamos acostumbrados a lo otro y somos eficientes ahí, porque cuando nos ponen un largo plazo nos cuesta más. Es como pasar de cocinar para dos a tener que cocinar para veinte personas y preguntarse cómo hago con las proporciones.-¿Cómo es el público francés que te va a ver allá?-Es muy abierto. Tampoco soy más papista que el Papa; no soy un cultor de lo tradicional del tango, y justamente en mí buscan eso. No buscan el repertorio clásico y el que se parece a un cantor que no conociste. No todos en Europa conocen al Polaco Goyeneche ni a Raúl Verón. Yo hace 15 años vengo laburando otra búsqueda, un poco la que inicié acá, pero en otro continente. Fui perfeccionando mi lenguaje general de la música, del tango en sí, no del idioma verbal, acercándome cada vez más a mí mismo. Me acuerdo que cuatro o cinco discos atrás me puse a trabajar en una dirección que los mismos franceses me dijeron no. Esa vez puse un arreglador tremendo como el Flaco Villavicencio e hice una cosa descomunal, pero al final grabé todo de nuevo porque me dijeron eso, que no me pareciera a otro y que querían que me pareciera a mí mismo. Ahí me di más manija y llegué a lo que llegué.

El universo de Daniel Melingo va de los días de aprender a tocar rock con los Abuelos y con Charly García a su actualidad como un músico tanguero atípico. Foto: Laura Szenkierman/Prensa CCK

-¿Cómo fue que te descubrió el público francés, cómo llegaste al primer festival o concierto?-Fui apadrinado por los Gotan Project y por Renaud. Yo conocía a Eduardo Makaroff, cofundador del Gotan, y me abrió la jaula, como diríamos nosotros. Y no la pude cerrar más. Así fue como muchos artistas franceses me empezaron a conocer y me querían tener en una gira o haciendo algún tema mío. ¡Conocí a toda la plana mayor! En un momento estaba cantando en un festival con todos los figurones del rock francés, como Renaud, que es como el León Gieco francés, incluso con ese peso político. Hasta hice una traducción de un tema suyo para la liberación de Ingrid Betancourt, en el 2005-2006.-¿Las cosas se fueron dando nomás?-Sí. Todo se fue dando naturalmente, lo fui desarrollando y dándome cuenta que me estaba insertando en un idioma que no era el lunfardo, sino el tango. Me di cuenta, no enseguida, de dónde estaba bailando y más o menos qué tipo de pasos tenía que hacer. Aprendí sobre la marcha, de buenas a primeras, tal como me había pasado con el rock. Porque yo aprendí a tocar rock con Los Abuelos, en el escenario. Y subí a un estadio con Charly, pero no venía tocando rock de antes. Aprendí a hacerlo ahí.-De algunas forma habías coqueteado con el tango en la época de Los Twist, cuando hiciste un tema con Néstor Marconi y Suárez Paz.-Sí. Ya venía jugando con el tango, no sólo en ese tercer disco de Los Twist sino antes también, con S.O.S. Sos una rica banana y Mocasín. El tango y el rock nacional están estrechamente vinculados; es la misma materia prima. Lo que cambian son las guitarras eléctricas y la batería, pero la sustancia de melancolía y nostalgia es la misma.-También te atrajo el lunfardo y el reviente, algo que se nota en temas como Narigón.-Sí. Es el ABC. El lunfardo es el idioma del tango. ¿Cómo vas a escribir tango sin lunfardo? No podés, porque se hace áspero. Y con el lunfardo no se tiene que notar que estás usándolo, porque si no es como el virtuosismo forzado, donde se tocan más notas de las que hay que tocar. El lunfardo son una serie de voces, pero también son ambientes donde te cuento la historia. Ahí está la cosa.En estos shows vas a tocar un tema de Los Abuelos y va estar Isabel de Sebastián como invitada. ¿Te das cuenta que con esta ópera del 2021 hay un parecido con lo que hacías con el Ring Club en el ’81?-Sí, es casi hacer lo mismo. ¡Totalmente! El Ring Club era un grupo de teatro musical que conformamos entre varios amigos e iban variando. En ese último espectáculo participaron Los Abuelos de la Nada, las Bay Biscuits (con Vivi Tellas, Fabi e Isabel de Sebastián) y Miguel Zavaleta.

«El lunfardo es el lenguaje del tango», dice Daniel Melingo. Foto: Laura Szenkierman/Prensa CCK

-Cuando pensás en todo el camino recorrido y en gente de tu generación como Cachorro, Andrés o Isabel, ¿los ves como sobrevivientes?-De hecho somos sobrevivientes; quedamos pocos en carrera. Y hay algunos que están medio en la banquina. De alguna manera nos tenemos que cuidar más que nunca, porque antes no nos cuidábamos. Los que quedamos de esa época, los que tenemos la intención de hacer cosas nuevas, nos cuidamos entre nosotros. Sí, somos sobrevivientes.Tres películasEl actor que lleva dentroA esta altura casi todos saben que Daniel Melingo armó Los Twist, integró Los Abuelos de la Nada y tocó con Charly García. Que armó Lions in Love en Europa y luego se pasó al mundo más reo del tango y la milonga. Pero pocos conocen su faceta actoral: protagonizó tres películas y se darán dentro de este ciclo en el CCK.“Es algo tiene que ver en todo este universo mío -cuenta-, porque fui descubriendo mi histrionismo casi al pasar. Lo descubrieron mis amigos directores y me escribieron estos papeles, porque nunca hice un casting. Nunca fue mi intención ser actor. Yo había hecho varias músicas para películas de Mariano Galperín y también bolos en algunas otras, pero el primero que me hizo un argumento, trabajando conmigo e intercambiando ideas, fue el uruguayo Germán Tejeira. Después hice la música de Verano maldito, para Luis Ortega y me escribió el personaje de Hueso. Y en 2015 hubo un documental de Galperín sobre una gira mía”, resume.Vueltas por el universoEl ciclo Universo Melingo: una semana de música, poesía y cine arranca el sábado 28 de septiembre a las 20, con un concierto de La Típica Melingo, orquesta arreglada y dirigida por el pianista Juan Pablo Gallardo, en La Sala Argentina.El domingo a las 16 se dará el filme Una noche sin luna, de Germán Tejeira; el sábado 5 se exhibirá Lulú, de Luis Ortega; y el domingo 6 se proyectará el documental Su realidad, sobre la gira europea de su álbum Linyera. Las tres en Auditorio 612.

Afiche del documental «Su realidad», que refleja parte de la gira europea de presentación del disco «Linyera», de Daniel Melingo.

Además, el jueves 3 habrá una charla de Melingo con el poeta Luis Alposta, vicepresidente de la Academia Porteña de Lunfardo y coautor de temas suyos. En La Cúpula.Y el gran cierre de esta semana retrospectiva serán dos conciertos más en Sala Argentina, sábado 5 y domingo 6, con su nueva banda, más Fernando Noy e Isabel de Sebastián.Todo en el CCK, con entrada gratuita.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *