Noticias

La desgarradora imagen de un oso polar hambriento que encendió las alarmas por el cambio climático

Un oso polar hambriento fue localizado en las afueras de la ciudad industrial de Norilsk, en el Ártico Ruso, cuando buscaba comida entre la basura, a más de 800 kilómetros de su hábitat tradicional.

Las imágenes del animal, visiblemente agotado, circularon por las redes sociales rusas y advierten sobre las consecuencias del cambio climático. El oso fue visto por primera vez el domingo por la noche en la zona industrial de Talmaj, en el noreste de Norilsk.

El oso polar que recorrió cientos de kilómetros y sorprendió a los vecinos de una ciudad rusa. (Foto: AFP)
El oso polar que recorrió cientos de kilómetros y sorprendió a los vecinos de una ciudad rusa. (Foto: AFP)

El responsable local de los servicios de medioambiente, Alexandre Korobkin, indicó: «Todavía se desplaza en los alrededores de una fábrica, bajo el control de la policía y los servicios de urgencia, que garantizan su seguridad y la de los habitantes», indicó.

Las incursiones de oso polares que buscan comida son cada vez más frecuentes en el norte de Rusia, a medida que su hábitat y su alimentación se deterioran como consecuencia del cambio climático y del deshielo.

 La presencia de osos polares es busca de comida es cada vez más frecuente en ciudades al norte de Rusia. (Foto: AFP)
La presencia de osos polares es busca de comida es cada vez más frecuente en ciudades al norte de Rusia. (Foto: AFP)

Sin embargo, es poco frecuente que un oso polar llegue hasta Norilsk, a centenares de kilómetros de la banquisa. En Rusia los osos polares están reconocidos como una especie en peligro de extinción y está prohibida su caza.

Una mujer observa al oso polar hambriento. (Foto: AFP)
Una mujer observa al oso polar hambriento. (Foto: AFP)

En febrero, los vecinos del archipiélago ártico de Nueva Zembla vivieron una invasión de decenas de osos polares agresivos que buscaban comida. Las autoridades tuvieron que declarar el estado de urgencia hasta que los osos se fueron unos diez días más tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *