Noticias

Elecciones en España: el ultraderechista Vox, el gran ausente que preocupa – 23/04/2019


Madrid, enviada especialSe dice de mí. Es probable que Santiago Abascal, el líder del partido español de extrema derecha Vox, no haya escuchado nunca la milonga de Canaro en la que Tita Merello canta “¿Por qué pierden la cabeza ocupándose de mí?”. Pero comprendería que eso fue lo que sucedió durante el debate presidencial del lunes por la noche donde Vox, ausente por determinación de la Junta Electoral, sobrevoló la hora y media en la que los candidatos de los principales cuatro partidos se cruzaron por tevé. El fantasma de Vox merodeó durante toda la velada al presidente y candidato del PSOE Pedro Sánchez, al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, al de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y al candidato del PP, Pablo Casado.

 

 

  |  

 

Fue la daga que la izquierda arrojó a PP y a Ciudadanos, socios de Vox en el gobierno de Andalucía, quienes, fingiendo demencia, se cuidaron mucho de nombrar o negar el vínculo con la extrema derecha. “La ultraderecha es temible: está diciendo que hay que tener armas en casa, que hay que suprimir las autonomías, que la violencia de género es un cuento, que el genocidio nazi es un invento. Llevan franquistas declarados en las listas y quieren cerrar televisiones”, citaba Pedro Sánchez. Abascal no participó en el debate realizado en la televisión pública por un recurso que los partidos nacionalistas presentaron ante la Junta Electoral argumentando la falta de representación parlamentaria de Vox y el lugar de privilegio que le otorgaría debatir con los cuatro principales candidatos a la presidencia de España. Según las últimas encuestas que la ley electoral permite hacer públicas, Vox debutaría en el Congreso con unos 26 representanes. Sin embargo, su líder tampoco tendrá un atril esta noche de martes, cuando Sánchez, Rivera, Casado e Iglesias se volverán a batir a duelo verbal, esta vez en un canal privado, por conquistar el voto del 33 por ciento de indecisos que aún dudan a quién elegir en las elecciones del domingo 28. “En circunstancias similares se dejó participar a Ciudadanos y a Podemos (de un debate) sin tener representación. Y ahora por un recurso de los separatistas, Vox no pudo participar, en un momento en el que la Junta Electoral le permite a Junqueras (el ex vicepresidente catalán encarcelado y enjuiciado) hacer un mitin desde la cárcel. Eso demuestra lo que nosotros venimos denunciando y es que en España mandan los separatistas”, dijo Abascal, quien aseguró que no miró el debate porque estaba regresando de un acto en La Coruña.Sede con movimiento intenso Este martes, en la sede de Vox sobre la calle de Nicasio Gallego, en Madrid, el movimiento era intenso. Gente que se afiliaba y algunas personas, casi todas mayores, venían a buscar la boleta para colocar en la urna el domingo. “Se habla de que va a haber boicot a Vox, que van a faltar boletas o que las van a estropear para que no podamos elegirlos”, decía Paco, un jubilado de 74 años que atravesó Madrid para llevarse un racimo de boletas. Para él y para “los amigos que logré convencer de no votar ni a los traidores del PSOE ni a los cobardes de PP y Ciudadanos”.En la equina de Gallego y Calle Manuel Silvela, un par de banderas españolas se hacen frente a la llovizna. En esa esquina, Antonio tiene un puesto de diarios y revistas desde hace treinta años. “Los de Vox llegaron aquí hace unos pocos meses. Son silenciosos y veo que cada vez pasa más gente por aquí -dice Antonio-. El local estuvo cuatro años vació antes de que llegaran los de Vox que, a mi entender, no eran necesarios. La democracia los permite pero no nos hacían falta a los españoles.” “No nos hemos reunido para seguir el debate ni mucho menos. Algunos lo hemos visto, de costado, y lo hemos comentado por chat en privado”, contó Esther, una voluntaria de Vox. Desde la cuenta oficial del partido en las redes, los dirigentes ironizaron el lunes por la noche: “Si a ti también te está aburriendo el debate, mañana vente a Las Rozas con Santiago Abascal, Rocío Monasterio, Javier Ortega Smith e Iván Espinosa de los Monteros y pasa de la segunda parte”. Antes de irse a dormir, Abascal apeló a su gran herramienta de campaña: las redes sociales. En su cuenta de Twitter posteó una foto de cuatro papagayos y una leyenda: “Encuentra las diferencias”.MAP

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *