Noticias

Arabia Saudita: los cuerpos de dos hombres fueron clavados en un poste tras ser decapitados con otros 35 prisioneros

Tras el cruel asesinato del periodista Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, el reino más poderoso de la península arábiga vuelve a estar en medio de un escándalo: 37 personas fueron brutalmente ejecutadas por delitos relacionados con el terrorismo.

Si bien este tipo de ejecuciones no son nuevas en ese país, una de las sentencias aplicadas causó controversia. Según la información que ofreció el propio ministerio del Interior, las muertes se realizaron por decapitación y dos de los cuerpos de los hombres ejecutados fueron clavados públicamente en un poste durante varias horas, algo que no ocurre frecuentemente.

El gobierno defiende estas ejecuciones con el argumento de que son «una herramienta poderosa de disuasión«.

En una declaración, el ministerio aseguró que los ejecutados habían adoptado ideologías extremistas y habían formado células terroristas con el objetivo de propagar el caos y provocar un conflicto sectario.

Las ejecuciones ocurrieron un día después de que el grupo Estado Islámico reivindicó un ataque el domingo contra un edificio de seguridad saudí en el pueblo de Zulfi, donde mataron a cuatro hombres armados y dejaron heridos a tres agentes de seguridad.