Noticias

El comediante Zelenski gana las presidenciales de Ucrania con el 70% de los votos

Vladimir Zelenski

El humorista Vladimir Zelenski, durante el debate electoral que se ha celebrado en el estadio Olímpico de Kiev (Ucrania).
EFE

El humorista Vladimir Zelenski se ha impuesto en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ucrania, celebradas este domingo, y derrota así a su rival, el presidente saliente Petro Poroshenko, según varias encuestas a pie de urna que otorgan al actor más del 70% de los sufragios.

Poroshenko, que obtendría en torno al 25% de los votos, ha reconocido la derrota al declarar que los resultados a pie de urna «son evidentes» y que abandonará «el mes que viene» su puesto. «Nunca te rindas, escucho ahora», pero «cuando veo los resultados, son evidentes. Y es motivo para llamar a mi oponente y felicitarle», ha señalado Poroshenko en la sede de su campaña electoral acompañado de su equipo y su esposa.

Zelenski, de 41 años, habría logrado un resultado histórico, ya que ganaría en todas las regiones del país, incluido el oeste más nacionalista. En el este rusoparlante, de donde es Zelenski originalmente, la victoria del actor sería aplastante, ya que sumaría más del 88% de los votos.

Estos resultados coinciden con los sondeos realizados durante la campaña electoral, que otorgaban a Zelenski más de dos tercios de los votos.

«Gracias a todos los ucranianos que me apoyaron. Gracias a todos los ucranianos dondequiera que estéis. Prometo que no os fallaré«, ha declarado Zelenski en su cuartel general tras conocerse los resultados de los sondeos. También ha dado las gracias a los soldados y voluntarios que están en el frente en el revuelto este del país por «proteger Ucrania».

De la TV a la presidencia del país

Zelenski cimentó su popularidad en la conocida serie de televisión El servidor del pueblo, en la que interpreta a un profesor de historia que llega a la presidencia del país.

El futuro presidente ucraniano ha prometido que pondrá fin a la guerra en el este del país entre el Ejército ucraniano y los separatistas prorrusos, que se ha cobrado ya la vida de más de 10.000 personas.

Aunque considera su enemigo al jefe del Kremlin, Vladimir Putin, se ha mostrado dispuesto a dialogar con él para lograr la paz en el Donbás. Eso sí, ha asegurado que no concederá un estatus especial al Donbás y tampoco aprobará una amnistía para los milicianos prorrusos.

Es partidario del ingreso en la Unión Europea, aunque no ha puesto fecha a la solicitud, y de la integración en la OTAN, aunque solo tras un referéndum. Ha prometido que permanecerá en el cargo solo durante un mandato y que aprobará una ley que permitirá impugnar al presidente del país.