Noticias

Una catedral efímera y de madera para «reemplazar» a Notre Dame – 19/04/2019


La catedral de Notre Dame aún no ha podido ser evaluada en sus daños y, probablemente, llevará mucho más de los prometidos cinco años por el presidente Emmanuel Macron en su reconstrucción. Durante todo ese tiempo, una “catedral efímera”, en madera, la reemplazará en la plaza frente a ella. Así lo anunció Monseñor Patrick Chauvet, su rector, luego de hacer un acuerdo con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. “No podemos decir que la catedral estará cerrada cinco años y se acabó”, explicó el rector de la catedral, que entró de la mano de Macron cuando Notre Dame estaba incendiándose. ”Yo me dije: ¿por qué en esa plaza enfrente no puedo construir una catedral efímera? Yo quiero un lugar que sea bello”, aclaró. “Un lugar que sea simbólico, atractivo”, explicó.

 

  |  

 

Para el rector, que ayudó a rescatar los tesoros de la catedral en una cadena humana durante el fuego, la catedral efímera será “un lugar de encuentro donde los sacerdotes puedan hablar”.“Eso servirá para recibir a los curiosos y también a los 13 millones de turistas que visitaban Notre Dame cada año”, dijo. Se abrirá rápidamente, cuando tengan acceso a la plazaque aún esta cerrada por la investigación policial sobre el incendio, y por el temor a derrumbes. Con las elecciones municipales el próximo año y ella como aspirante, la alcaldesa Hidalgo aceptó inmediatamente “prestar la plaza” para la construcción de una catedral en madera. Permanecerá en pie hasta el fin de los trabajos de reconstrucción de la catedral de Notre Dame, duren lo que duren.

Soldados franceses patrullan cerca de la catedral de Notre Dame. / AP

La construcción de la catedral efímera comenzará inmediatamente después que un grupo de arquitectos diseñe su estructura, y Notre Dame esté suficientemente asegurada para permitir el acceso a obreros en sus alrededores. Aún el acceso es muy peligroso. La catedral no estaba asegurada y, como todas estas basílicas e iglesias anteriores al siglo XX , pertenece al estado francés.La polémica por las donaciones millonarias Las donaciones de las grandes empresas francesas para su reconstrucción pasan los 1.200 millones de euros. Una caricatura en un diario británico muestra a las torres de Notre Dame con los logos de Chanel, Vuitton, Bouygues, Dior, Total. Son los nombres de las grandes fortunas de Francia, que donaron en las primeras horas del incendio y llegaron en 48 horas a 1000 millones de euros. Hay grandes críticas por las desfiscalizaciones, que favorecen a los ricos empresarios y compañías por la ley de mecenazgo. La familia Pinault y Arnault han rechazado beneficiarse de ellos ante las críticas, cuando donaron 100 y 200 millones respectivamente.

Cristianos asisten a una procesión durante las celebraciones del Viernes Santo en el río Sena, cerca de la Catedral de Notre Dame./ EFE

Pero hubo miles de pequeñas donaciones de 2,5, 20 y 100 euros de personas anónimas. Son ellos los que dicen que, si las empresas pudieron sumar en minutos esas astronómicas cifras, por qué no donar para favorecer a los más pobres, a los refugiados y a los 60.000 personas que duermen a la intemperie en las calles de Paris y Francia. Proponen una reconstrucción simbólica, con un aluvión de donaciones: la del hospital del Hotel de Dieu, fundado en el 651 antes de Cristo, el hospital más viejo del mundo, al lado de la catedral, cuyo destino siempre fue desde su fundación para los desposeídos y “homeless” de París. En el medioevo era el único hospital de la capital y hoy se ha transformado en un centro de excelencia en emergencias y oftalmología.

 

Cuando el rector de Notre Dame fue interrogado sobre esta polémica de las donaciones, Monseñor Chauvet propuso reflexionar sobre la construcción de un lugar “para los más disminuidos”, a imagen de lo que fue el hospital del Hotel de Dieu, que bordea la catedral, para que Notre Dame sea “una catedral con un lugar de caridad a su lado”, como fue históricamente, hasta que iniciaron el desmantelamiento del viejo hospital para convertirlo en un centro de especialidades de emergencias. También pidió conceder el trabajo de la reconstrucción de la catedral a jóvenes trabajadores “para dar trabajo a un número de personas que no lo tienen”. La reconstrucción de Notre Dame va a necesitar techistas y pizarristas especializados en monumentos históricos, que no son muchos en Francia, expertos en piedra y en vidrios. Son todas formaciones que van a ser alentadas aceleradamente por el estado para que participen en la reconstrucción.El canciller francés, Jean Yves Le Drian, viajó este viernes al Vaticano para discutir la reconstrucción de la catedral porque el Papa Francisco ofreció la experiencia de los expertos medievales. Al mismo tiempo va a reforzar la invitación a Francia que le hizo al pontífice el presidente Emmanuel Macron durante su audiencia privada en Roma.

 

París, corresponsal

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *