Noticias

Los ecologistas bloquean el acceso a las grandes multinacionales de París porque Macron «dicta leyes en su beneficio»

Bloqueo de los ecologistas

El movimiento Bloqueemos la república de los contaminantes, convocado por varias ONG, delante de las sedes de varias multinacionales de Francia.
AMIS DE LA TERRE FR

Varias organizaciones ecologistas bloquearon este viernes las sedes de las multinacionales francesas EDF, Total y Société Générale en La Defense, a las afueras de París, así como un edificio del Ministerio de la Transición Ecológica, para denunciar la política del presidente francés, Emmanuel Macron.

El movimiento Bloqueemos la república de los contaminantes creado por las ONG Greenpeace, Les amis de la terre (Los amigos de la tierra) y AVN-COP21, hizo un llamamiento a una «desobediencia civil no violenta» en este barrio de rascacielos de la capital francesa que reúne algunas de las grandes compañías del país.

Según la portavoz de AVN-COP21, Pauline Boyer, fueron 2.030 las personas que, desde tempranas horas de la mañana, impidieron el paso a las torres de esas empresas con afiches en los que aparecía el retrato del jefe del Estado y la frase: «Contaminadores y Macron, el mismo combate».

Boyer declaró que lo que denuncian es la «alianza» entre esas grandes compañías y el Gobierno del presidente francés, que «dicta leyes en su beneficio y no teniendo en cuenta el interés general».

Por otra parte, el portavoz de Greenpeace, Clément Sénéchal, afirmó a través de Twitter que la petrolera Total tiene «responsabilidad» en el cambio climático y además, aseguró, está protegida por Macron.

Si los chalecos amarillos, después de cinco meses de protestas han logrado que el presidente francés reaccione con medidas concretas y con la organización de un debate nacional, las organizaciones no gubernamentales ecologistas esperan la misma atención.

La portavoz de AVN-COP21 afirmó que después de la convocatoria de este viernes «seguiremos movilizándonos… ¡Hasta que el Gobierno tome acciones concretas! Necesitamos ejercer acciones fuertes como estas para poder cambiar las cosas».

Estos bloqueos pueden ser considerados ilegales en Francia, de forma que las fuerzas policiales podrían disolverlos. «Vamos a bloquear todo el día y las fuerzas policiales no nos sacarán de aquí«, señaló Boyer.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *