Noticias

Una catedral «efímera» de madera se instalará junto a Notre-Dame mientras dure la reconstrucción

Notre Dame

Un hombre posa este jueves para una foto junto a una réplica de la catedral de Notre Dame en el World Park de Pekín (China).
Roman Pilipey / EFE

Una construcción «efímera» de madera hará las veces de catedral mientras duren las obras de reconstrucción de Notre-Dame, destruida parcialmente por un incendio y que permanecerá cerrada mientras duren unos trabajos que el Gobierno estima en cinco años.

El rector de Notre-Dame, Patrick Chauvet, ha anunciado este jueves en una entrevista en CNews que «una catedral efímera de madera» será erigida ante Notre Dame «para acoger a los turistas y los fieles». «La finalidad es que la catedral esté siempre viva», ha explicado.

El proyecto ya ha recibido el respaldo de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, que ha accedido a erigir una nueva construcción junto a un emblemático templo que recibe cada año millones de turistas -12 millones en el año 2017-. «Quiero un lugar que sea bonito (…), un poco simbólico, atrayente», ha apuntado Chauvet.

El presidente galo, Emmanuel Macron, se ha marcado como objetivo concluir en cinco años una reconstrucción que varios expertos ya habían vaticinado que duraría más de una década. El Gobierno, abierto a donaciones de ciudadanos y empresas, lanzará un concurso internacional de arquitectura en busca de ideas para la aguja que se vino abajo la noche del incendio.

El ministro de Cultura, Franck Riester, ha afirmado en BFMTV que la estructura principal está «fuera de peligro», pero hay tres zonas que siguen «frágiles»: la fachada del transepto en su parte norte, la fachada oeste y un ángulo de la torre, que corren el riesgo de sufrir nuevos destrozos.

Riester ha celebrado que al menos «la humanidad no ha perdido nada en materia de obras artísticas» -al margen de los derrumbes arquitectónicos- y ha explicado que, una vez retirados los principales tesoros, las autoridades están a la espera de que los Bomberos den luz verde para retirar y trasladar a un lugar seguro las pinturas que aún siguen en el interior de la catedral.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *