Noticias

La ONU alerta de que 1.800 niños necesitan ser evacuados «de forma urgente» por los combates en Libia

Bombardeo en Trípoli

Daños causados en Trípoli, Libia, por un bombardeo de las fuerzas leales al mariscal Jalifa Hafter.
Stringer / EFE

Naciones Unidas alertó este jueves de que alrededor de 1.800 niños necesitan ser evacuados «de forma urgente» a causa del recrudecimiento de los combates en los alrededores de la capital de Libia, Trípoli, al tiempo que recalcóque cada vez más menores hacen frente al «riesgo inminente» de morir o resultar heridos.

En un comunicado conjunto, la directora ejecutiva del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Henrietta Fore, y la representante especial del secretario general de Naciones Unidas para niños y conflictos armados, Virginia Gamba, recalcaron que otros 7.300 niños ya se han visto desplazados a causa de la violencia.

«Recordamos a las partes en conflicto en Libia su obligación de proteger a los niños en todo momento y en línea con el Derecho Humanitario», manifestaron, al tiempo que pidieron «acceso humanitario seguro y sin impedimentos a todos los niños que necesiten ayuda, así como un alto el fuego para que los civiles puedan abandonar de forma segura las zonas de conflicto».

Alrededor de 500.000 niños se han visto afectados por la violencia en el oeste de Libia, según datos de la ONU, por lo que Fore y Gamba alertaron de que «los niños atrapados en las zonas de conflicto están en riesgo de quedarse sin comida y perder el acceso a la atención médica».

«Incapaces de abandonar estas zonas no pueden buscar ayuda o asistencia de forma segura», dijeron. Asimismo, indicaron que «la violencia ha dejado en grave peligro a cerca de mil niños refugiados y migrantes que se encuentran en centros de detención».

En este sentido, defendieron que «deben ser liberados inmediatamente y se les debe entregar alojamiento seguro hasta que sus solicitudes de asilo puedan ser procesadas o se les entregue la ayuda para una repatriación segura para la reunificación de sus familias».

«Los niños no acompañados, muchos de los cuales están en tránsito en el país, están en riesgo de sufrir graves violaciones, entre ellas su reclutamiento y uso [en combate], violencia sexual o secuestro», advirtieron.

Por otra parte, manifestaron que «los combates también están privando a los niños de su derecho a la educación», antes de recordar que un ataque reciente contra unos almacenes destruyó cinco millones de libros escolares.

«Libia ha sufrido a través de más de siete años de conflicto persistente que ha dejado al menos a 820.000 personas, entre ellas 250.000 niños, necesitando urgentemente ayuda humanitaria, y la situación se está deteriorando de nuevo», dijeron, al tiempo que reclamaron el fin de los combates.

La ofensiva de Hafter

El autoproclamado Ejército Nacional Libio, que encabeza el mariscal de campo Jalifa Hafter —leal al gobierno con sede en el este del país—, lanzó el 3 de abril una ofensiva para limpiar de «terroristas» el oeste de Libia, donde se encuentra Trípoli, e inició su avance hacia la capital.

El gobierno de unidad lanzó por su parte una operación para repeler los avances de las fuerzas del mariscal de campo hacia la capital. La comunidad internacional ha condenado la ofensiva de Haftar y ha pedido el fin de los combates.

La noche del martes, los suburbios de la capital libia sufrieron fuertes bombardeos en el marco de la ofensiva, lo que llevó al enviado especial de la ONU, Ghasán Salamé, a calificar de «horrible» la situación y pedir el cese inmediato de los ataques.

Ahmed Maitig, ‘número dos’ del gobierno de unidad con sede en la capital de Libia, advirtió el lunes de que en caso de que Haftar tenga éxito en su ofensiva contra la ciudad el país se verá arrastrado a «30 años de guerra civil».

La ONU volvió a pedir el 11 de abril una «tregua humanitaria» en Trípoli. Ante esta situación, Salamé anunció el 9 de abril el aplazamiento de la conferencia nacional que iba a tener lugar entre el 14 y el 16 de abril en Ghadamés, al tiempo que se comprometió a trabajar para que tenga lugar «lo antes posible».

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *