Noticias

Un claro mensaje de la comunidad internacional al régimen de Venezuela – 17/04/2019


La grave situación en Venezuela es parte ya de un escenario diplomático complejo que América Latina no convivía desde los momentos más críticos de la crisis cubana. Las expresiones del comunicado del Grupo de Lima lo reflejan al utilizar eufemismos y giros gramaticales para describir cuestiones sensibles.El párrafo sobre la condena a la injerencia extranjera como el pedido del retiro de los servicios de inteligencia, seguridad y fuerzas militares desplegadas sin el amparo de la Constitución de Venezuela, es un ejemplo que se supone se refiere a la masiva presencia cubana, a la desmesurada asistencia militar rusa y a la venta sobre abundante de armamento convencional. La solicitud de acción a Naciones Unidas ante el riesgo de deterioro de la paz y la seguridad, deja claro el grado de preocupación regional sobre un panorama que se podría fácilmente desbordar.Es la primera vez que el Grupo de Lima destaca de manera expresa la importancia que China, Cuba, Rusia y Turquía abandonen el respaldo a Nicolás Maduro y se sumen al aislamiento internacional para favorecer el proceso de transición. Ha sido llamativo, sin embargo, que la lista no incluyera a Irán en particular ante el ofrecimiento de asistencia militar de la Guardia Revolucionaria Islámica y la eventual visita de un acorazado de la armada iraní.

La comunidad internacional refuerza la presión sobre Nicolás Maduro, aferrado al poder en Venezuela. /AFP

La referencia al terrorismo internacional vinculado a la crisis venezolana es otra cuestión novedosa en un comunicado del Grupo de Lima y permite interpretar que se refiere al nexo entre Caracas y Hezbollah aunque no habría que descartar que la frase estuviera dirigida a la teocracia iraní, en particular tras la sospechosa reanudación de vuelos de una aerolínea asociada a las Fuerzas Quds y con motivo de la reciente reunión del canciller de Maduro con la milicia libanesa financiada por Irán.

 

Ha sido inusual la referencia en el comunicado del Grupo de Lima al Ejército de Liberación Nacional (ELN), en particular ante la propuesta unilateral de cese de fuego. Resulta difícil evaluar si ha sido una mención necesaria como oportuna. Es de imaginar que fue a insistencia de Colombia y que está relacionada con la rígida posición del Presidente Iván Duque contra los actos injustificables de la guerrilla. Colombia considera que el 40% del ELN, que podrían calcularse en dos mil combatientes, están en Venezuela y operan bajo la sombra o protección del régimen venezolano.

 

El comunicado del Grupo de Lima adoptado en Santiago de Chile muestra determinación y recupera protagonismo diplomático. Las cuestiones que se subrayan, incluyendo la convocatoria a una Conferencia Internacional sobre Venezuela, podrían interpretarse como una hoja de ruta destinada a ampliar el cerco diplomático contra el régimen venezolano. El énfasis de la posición del Grupo ha sido una decisión oportuna que pone de manifiesto que la región sigue fuertemente comprometida con la restauración de la democracia en Venezuela. El mensaje a la comunidad internacional no ha podido ser más claro.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *