My Blog

My WordPress Blog

Noticias

¿Qué pasó con las 150.000 abejas que vivían en el tejado de Notre Dame? – 17/04/2019


Las dramáticas imágenes de fuego y humo en la catedral de Notre Dame han dado la vuelta al mundo en los últimos días. El incendio ha obligado a repasar uno por uno los detalles y secretos de uno de los edificios más emblemáticos de París.Uno los aspectos poco conocidos es la existencia en los tejados de la catedral de una colonia de abejas, instalada en 2013 como parte de un proyecto de recuperación de la apicultura urbana en la capital francesa.
 

  |  

 

¿Qué ha pasado con las tres colmenas de Notre Dame? Vistas las imágenes de la tarde y noche del miércoles 15 de abril, no se podía pensar en otra cosa que no fuera la calcinación total de esta pequeñas colonia de insectos productores de miel. Es decir, la muerte de las aproximadamente 150.000 abejas residentes en el tejado de Notre Dame. En esta época del año, cada una de las tres colmenas instaladas en este emblemático lugar podía tener unos 50.000 individuos aproximadamente.

Cada una de las tres colmenas instaladas en este emblemático lugar podía tener unos 50.000 individuos aproximadamente (Beeopic).

Los responsables de la empresa de apicultura Beeopic, gestora y conservadora de las colmenas de Notre Dame, publicó el mismo miércoles día 15 diversos mensajes en las redes sociales mostrando su preocupación por las abejas de la catedral; agradeciendo los mensajes de apoyo y solidaridad recibidos inmediatamente después de producirse el incendio.

 

Las dificultades de acceso a la zona afectada no permitieron tener noticias de las abejas catedralicias hasta la tarde del jueves 16. Uno de los drones utilizados por los cuerpos de bomberos y policías que actúan en la zona calcinada mostraron, pasadas las 16 horas, las primeras imágenes de las diversas zonas de tejados de Notre Dame y los responsables de Beeopic pudieron localizar claramente el lugar en el que habían instalado las colmenas. Los tejados de Notre Dame ocupan una zona amplia de la catedral y sus edificios anexos. La primavera de 2013, cuando Notre Dame se incorporó al proyecto de apoyo a la apicultura urbana de París se decidió que el enclave más apropiado para instalar las colmenas era el tejado situado sobre la sacristía, cerca de la plaza Juan XXIII.

“En la ciudad (París), las temperaturas más cálidas, la diversidad de plantaciones, los métodos de cultivo sin fertilizantes y pesticidas, la proliferación de espacios verdes, las plantaciones en terrazas, los alféizares de las ventanas y los patios encantan a las abejas”, relata la página de Notre Dame.

Las imágenes cenitales de esta zona sur de la catedral mostraron la tarde del jueves que las colmenas de Notre Dame se habían salvado de las llamas. Se han salvado del desastre por muy pocos metros, pero las colmenas siguen en pie como las estructuras de piedra de la propia catedral. Así lo explicaban la noche del jueves 16 los responsables de Beeopic a través de redes sociales como Instagram y Facebook.Las noticias son en principio esperanzadoras pese a que es evidente que la integridad física de las cajas con las colmenas no significa que las colonias de abejas sigan vivas y en buen estado. Como indicaban desde Beeopic, la proximidad del fuego, el humo, las altas temperaturas y el agua lanzada por los bomberos pueden haber provocado daños (de momento incalculables) en la colonia melifera de Notre Dame. “Humo, calor, agua … veremos si nuestras valientes abejas todavía están con nosotros tan pronto como tengamos acceso a la zona”, informaban los responsables de las colmenas de Notre Dame.Recuperación de la biodiversidad urbana La página en internet de la catedral de Notre Dame explica con detalle el origen y significado de las instalación de colmenas de abejas en su tejado.

Las noticias son en principio esperanzadoras pese a que es evidente que la integridad física de las cajas con las colmenas no significa que las colonias de abejas sigan vivas y en buen estado.

“Notre Dame de Paris, que alberga esta colmena, está completamente asociada con la preservación de la biodiversidad dinámica y desea recordar la belleza de la Creación y la responsabilidad del hombre con respecto a ella”, indica esta página web oficial.

 

Las colmenas de Notre Dame fueron instaladas de forma altruista por Nicolas Géant, apicultor y director de Beeopic, que tiene muchas otras colmenas en los techos de París. Las abejas de las colmena de Notre Dame son de la variedad Hermano Adan (Adam o abaja Buckfast), una raza conseguida hace aproximadamente un siglo por hibridación de variedades de abejas resistentes a enfermedades como la acariosis.

Las colmenas de Notre Dame fueron instaladas de forma altruista por Nicolas Géant, apicultor y director de Beeopic, que tiene muchas otras colmenas en los techos de París.

París, ciudad del amor y de las abejas “En la ciudad (París), las temperaturas más cálidas, la diversidad de plantaciones, los métodos de cultivo sin fertilizantes y pesticidas, la proliferación de espacios verdes, las plantaciones en terrazas, los alféizares de las ventanas y los patios encantan a las abejas”, relata la página de Notre Dame.El papel de las abejas “es indispensable en la naturaleza, su presencia es un signo de buena salud de nuestro medio ambiente y su preservación también está salvando el planeta”, indica esta página en internet antes de recordar varias relaciones de personalidades católicas con las abejas y la apicultura (San Ambrosio, quién fue obispo de la ciudad de Milán , es el santo patrón de los apicultores).​Joaquim El Cacho – La Vanguardia.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *