Noticias

“Corrupción, asesinatos y torturas”: así explica Estados Unidos la crisis en Venezuela bajo el mando de Nicolás Maduro

En medio de una relación cada vez más tensa, Estados Unidos salió nuevamente a acusar al gobierno de Venezuela de cometer actos inconstitucionales y de corrupción y violar “sistemáticamente los derechos humanos y la dignidad de sus ciudadanos». Todo esto, según Washington, «en un esfuerzo brutal por conservar el poder”.

“El antiguo régimen de Venezuela, liderado por Nicolás Maduro, violó sistemáticamente los derechos humanos y la dignidad de sus ciudadanos, saqueó los recursos naturales del país y llevó a la nación, que antes era próspera, a la ruina económica”, señalaron en un informe del Departamento de Estado divulgado el lunes.

El documento sostiene: “Los matones de Maduro cometieron asesinatos extrajudiciales y torturas, tomaron presos políticos y restringieron severamente la libertad de expresión, todo en un esfuerzo brutal por conservar el poder”.

Bajo el título “Nicolás Maduro: corrupción y caos en Venezuela”, el texto reseña en tres secciones las “acciones inconstitucionales, la corrupción y las violaciones de derechos humanos” que atribuye al mandatario.

En la primera parte señala que tras las elecciones legislativas de fines de 2015, ganadas holgadamente por la oposición, Maduro “comenzó a desmantelar varias ramas del gobierno”.

Asimismo, sostiene que en esa ocasión, el número dos del chavismo y entonces presidente saliente del parlamento, capitán Diosdado Cabello, “se apresuró a llenar los tribunales del país con aficionados no calificados del partido para servir como garantes del poder de Maduro”.

Según el informe, “los cómplices de Maduro en el Consejo Nacional Electoral (CNE), desde 2015 inclinaron la balanza para asegurarse de que Maduro no pueda perder y descalificaron a todos los principales partidos de la oposición y la mayoría de los candidatos de la oposición”.

“En 2017, siguiendo las órdenes de Maduro, el CNE organizó unas elecciones ampliamente cuestionadas para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)”, a la que Maduro “usó para usurpar los poderes de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) legítima”, agrega.

Un año después, “con la mayoría de las figuras de la oposición arrestadas, exiliadas o con la prohibición de presentarse a los comicios, Maduro fue reelecto en una elección amañada en la que el régimen sobornó a los votantes con alimentos y otros subsidios”, y el 10 de enero pasado “asumió ilegalmente la Presidencia”, prosigue el informe.

Corrupción

En el segundo capítulo, el texto afirma que “el plan de corrupción más grave de Maduro consistió en la malversación de la petrolera estatal Pdvsa”.

Al respecto, menciona una operación en la que “un banco europeo aceptó comisiones exorbitantes para procesar aproximadamente 2.000 millones de dólares en transacciones relacionadas con blanqueadores de dinero de terceros, compañías ficticias y productos financieros complejos para desviar fondos” de la empresa venezolana.

Tras describir otros casos, el documento subraya que “Venezuela se ubica en el lugar 169 entre 180 países en el Índice de Percepción de la Corrupción 2017 de (la ONG) Transparencia Internacional”.

Detenciones arbitrarias

Finalmente, en la tercera sección, el trabajo recoge datos de ONGs venezolanas según las cuales 1255 personas fueron detenidas desde el 21 de enero pasado y al primero de este mes había “864 presos de conciencia, incluidos 95 militares”.

También señala que las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en la que “Maduro confía cada vez más, está acusada de matar a más de 100 personas en barrios de bajos ingresos desde junio hasta diciembre de 2018”.

Por otra parte, recordó el arresto de Roberto Marrero -director del Despacho de la Presidencia del mandatario interino designado por la AN, Juan Guaidó- por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), “la agencia de inteligencia de Maduro apoyada por Cuba que tiene un historial de uso de tratos crueles e inhumanos para forzar confesiones”.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *