Noticias

Notre Dame de París: las reliquias que pueden desaparecer tras el incendio – 15/04/2019


El incendio de la catedral de Notre Dame de París mantiene en alerta a todo el mundo por la perdida de un Patrimonio Histórico irremplazable. Por empezar el altar Mayor contiene un valioso monumento: Piedad o El Descendimiento de la cruz, una pieza esculpida en el siglo XVIII por Nicolas Coustou.

La piedad. Altar Mayor de la Catedral. Foto/Web

También en el interior se destaca el órgano principal construido por Aristide Cavaillé-Coll, un prestigioso fabricante de instrumentos en el siglo XIX. La pieza es una obra de arte en sí misma, que combina un delicado diseño con una sofisticada sonoridad. 

Órgano Catedral de Notre Dame de París. Foto/ Web

 

  |  

 

Las pinturas del interior fueron realizadas por importantes maestros. Toda esta serie de obras se denomina Les Grand Mays. Inicialmente se encomendó la realización de 66 cuadros, pero actualmente se conservan 50 pinturas y apenas  13 están exhibidas al público.Las pinturas más notables son La conversión de San Pablo, de Laurent de la Hyre, realizada en 1637. También El Descenso del Espíritu Santo, de Jacques Blanchard, terminada en 1634. 

Les Grand Mays. Un conjunto de pinturas realizadas por grandes maestros. Foto/Web

En el exterior sobresalen los 28 reyes antes de Cristo. Se trata de un grupo de figuras esculpidas y ubicadas aproximadamente a 20 metros del suelo

28 Reyes que precedieron a Cristo. Las esculturas fueron decapitadas durante la Revolución Francesa. Foto/ Web

Cada uno de ellos representa las 28 generaciones de los reyes de Judea que precedieron a Cristo. Durante la Revolución Francesa fueron decapitadas y las restauraron en 1844. 

 

Por otra parte poseen un gran valor las estatuas de los Doce Apóstoles y los cuatro Evangelistas que rodeaban la aguja que acaba de incendiarse. Fueron realizadas durante la restauración por Eugène-Emmanuel Viollet-Le-Duc siguiendo el estilo del siglo XII.Este diseño es una de las reliquias, entre otras cosas, por una excentricidad. Viollet-Le Duc se representó a sí mismo como Santo Tomás, considerado el santo patrón de los arquitectos.  

Restauración histórica en Francia. Las 16 estatuas de la Catedral de Notre Dame de París.

También tiene un valor destacado el Gallo que corona la flecha ahora destruida. En el siglo XIX fue completamente reconstruida y se destacó sobre todas las veletas que existían hasta ese momento. 

Notre Dame. El gallo que corona la aguja funcionó como un «pararrayos» espiritual según el arzobispo de París, Monseñor Verdier. Foto/ web

Además, desde 1935 al Gallo se le adhirieron una reliquia de Saint Denis, una de Santa Genoveva y un fragmento de la Santa Corona de Espinas portada por San Luis en 1239.Todos esos agregados se realizaron a pedido del arzobispo de París, Monseñor Verdier, quien deseaba que el Gallo funcionara como un pararrayos espiritual que protegiera a los fieles que ingresaban a la Catedral. 

 

Incluso en Notre Dame de París también estarían resguardados 24 centímetros de madera atribuidos a un trozo de las tablas utilizadas para la crucifixión de Cristo. SG

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *