Noticias

Una joven degollada por su ex fue multada por la policía por «hacerles perder el tiempo» tras denunciar

Shana Grice

Imagen de Shana Grice, la joven de 19 años asesinada en 2016 a manos de su exnovio Michael Lane.
SUSSEX POLICE

Shana Grice, una joven británica de 19 años, murió degollada en 2016 a manos de su expareja, Michael Lane, después de haber denunciado hasta cinco veces ante la policía a su agresor e incluso haber sido multada por «hacer perder el tiempo» a los agentes. Ahora, esos agentes de la Policía de Sussex se enfrentan a expedientes disciplinarios por no haber tratado debidamente este caso de violencia machista.

«Nuestra hija informó sobre sus preocupaciones a la policía y, en lugar de ser protegida, la trataron como a una delincuente. Pagó con su vida la falta de capacitación, atención y mala actitud de la policía», han lamentado los padres de la joven en declaraciones que recoge la BBC.

Un informe de la Oficina Independiente de Conducta Policial (IOPC, por sus siglas en inglés), ha decidido tomar medidas contra cinco de los agentes investigados, mientras que otros seis agentes y funcionarios policiales recibirán «asesoramiento de gestión y más capacitación».

Grice, que vivía en Portslade, cerca de Brighton, comenzó a ser acosada por Michael Lane tras romper su relación en 2016. Lane llegó a pincharle los neumáticos de su coche, la asaltó en la calle y se metió en su casa, e incluso llegó a colocar un rastreador en su coche para poder controlar todos sus movimientos. Meses después de que ella denunciase este acoso e incluso fuese multada con 90 libras por «hacer perder el tiempo» a la Policía, la joven fue asesinada por su agresor.

Lane, de 27 años, fue condenado en 2017 a 25 años de cárcel por el asesinato de Grice. Además, posteriormente se supo que acumulaba denuncias por acoso de otras 13 mujeres.

Asimismo, en la sentencia a Lane, el juez Nicholas Green criticó el trabajo policial en este caso. «Aparentemente, no hubo apreciación por parte de quienes investigan que una mujer joven en una relación con un hombre podría, al mismo tiempo, ser vulnerable y correr el riesgo de sufrir daños graves», indicó el magistrado, que agregó que «la policía sacó conclusiones precipitadas y Shana fue estereotipada«.

Tras lo ocurrido, la Policía de Sussex ha emitido esta semana un comunicado en el que ha lamentado «los errores cometidos en el pasado» y pedido disculpas a la familia de Shana.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *