Noticias

¿Qué pasó con el gato de Julian Assange?

Cuando la policía británica se llevó a Julian Assange de la embajada de Ecuador en Londres, quedó una duda en el aire: ¿qué pasó con su gato?

Fue uno de los abogados del fundador de WikiLeaks, Carlos Poveda, quien dio la respuesta:»Por lo menos el gato se salvó. Sí, fue entregado, no sé si a un amigo pero ya salió de la embajada, posiblemente semanas antes».

El gato de Assange en la Embajada. Foto: AFP.
El gato de Assange en la Embajada. Foto: AFP.

Más tarde, el canciller ecuatoriano José Valencia, consultado acerca del asunto, respondió que el felino de pelaje atigrado y de nombre James fue entregado a familiares del activista australiano a finales del año pasado.

El gato fue un regalo de los hijos de Assange en 2016 para acompañarlo tras cuatro años de asilo en la sede diplomática.

El animal se volvió rápidamente una sensación mediática y hasta tenía su propia cuenta de Twitter @EmbassyCat, donde aparecía junto a su dueño y los que lo visitaban, como el cineasta Michael Moore.

Sus elegantes apariciones en las ventanas, con un cuello de camisa blanco y corbatas de distintos colores, eran buscadas por los seguidores del fundador de Wikileaks, que trataban de sacarle fotos.

El gato de Assange en la Embajada. Foto: AFP.
El gato de Assange en la Embajada. Foto: AFP.

Sin embargo, también se convirtió en uno de los puntos de tensión entre el refugiado y las autoridades ecuatorianas debido a que las dimensiones de las oficinas ecuatorianas no eran las más adecuadas para tener una mascota.

El gato de Assange, con una corbata con el logo de WikiLeaks. Foto: AFP.
El gato de Assange, con una corbata con el logo de WikiLeaks. Foto: AFP.

Entre las reglas que Ecuador impuso el año pasado al asilo del fundador de WikiLeaks, se especificaba que debía encargarse del bienestar, alimentación, aseo y cuidado de su mascota.

El fundador de Wikileaks fue detenido el jueves por siete policías, después de que Quito le retirara su derecho de asilo, en virtud de una orden de arresto británica de 2012, por acusaciones de violación y agresión sexual en Suecia, y de una demanda de extradición estadounidense por «hackeo informático».

El australiano de 47 años, que las autoridades estadounidenses quieren juzgar al considerarlo una amenaza para su seguridad por las filtraciones de Wikileaks, estaría detenido en la prisión pública de Wandsworth, según la prensa británica, aunque oficialmente el lugar de su detención no ha sido comunicado.

El gato de Assange en la Embajada. Foto: AFP.
El gato de Assange en la Embajada. Foto: AFP.

Julian Assange fue acusado el jueves por la justicia británica de no haber comparecido ante un tribunal, delito pasible de un año de cárcel.

Tras su detención, el Departamento de Justicia estadounidense anunció que pidió su extradición para juzgarlo por «conspiración para cometer intrusión (hackeo) informática», por lo que puede ser condenado hasta a cinco años de prisión en Estados Unidos.

Pero «no hay ninguna garantía de que no se produzca una acusación suplementaria» una vez que esté «en territorio estadounidense», advirtió el redactor jefe de Wikileaks, Kristin Hrafnsson, que llamó al gobierno británico a oponerse a la demanda de extradición.

El gato de Assange en la Embajada. Foto: AFP.
El gato de Assange en la Embajada. Foto: AFP.

Según el ministro de Justicia Sajid Javid, el costo de su estadía en la embajada de Ecuador fue de 13,2 millones de libras (17 millones de dólares) de 2012 a 2015 para la policía británica, obligada a vigilarlo las 24 horas del día para eventualmente detenerlo si dejaba la embajada.

En Suecia, la abogada de la mujer que acusa a Julian Assange de violación en 2010 indicó el jueves que iba a pedir a la fiscalía la reapertura de la investigación tras la detención del fundador de WikiLeaks en Londres.

«Haremos todo para que los fiscales vuelvan a abrir la investigación sueca y que Assange sea entregado a Suecia y juzgado por violación» indicó Elisabeth Massi Fritz.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *