Noticias

La Unión Europea la da aire a Theresa May: extendió el plazo para definir el Brexit

En plena madrugada de Europa, los principales países de ese continente tomaron una decisión que le da oxígeno al gobierno británico. Luego de seis horas de discusiones, los 27 socios del Reino Unido en la Unión Europea prorrogaron el plazo para definir el Brexit hasta el 31 de octubre. La primera ministra británica, Theresa May, ya aceptó la determinación.

«La UE a 27 se puso de acuerdo sobre una prórroga», tuiteó el jefe del Consejo Europeo, Donald Tusk, ni bien finalizaron los debates de los líderes mundiales. La funcionaria había solicitado una extensión hasta el 30 de junio para lograr mayoría con la oposición laborista en el Parlamento inglés. Luego, confirmó que la mandataria lo aceptó. «Esto significa seis meses adicionales para que Reino Unido encuentre la mejor solución posible», escribió.

En su discurso, May defendió durante una hora su pedido. «Quiero que seamos capaces de marcharnos de manera ordenada y suave lo antes posible. Eso es por lo que voy a estar trabajando», aseguró.

La discusión dentro de la Unión Europea tuvo, por un lado, una mirada práctica. Los socios del Reino Unido necesitan que la salida sea lo menos impactante posible para la economía del continente y, de esta forma, le dan aire a May. Pero también, por otro lado, hay una visión política: muchos de los principales líderes ven a la Primera Ministra como alguien débil que no puede concretarlo en poco tiempo.

El jefe del Consejo Europeo había propuesto una «prórroga flexible» de «no más de un año» para permitir que el Reino Unido abandone el bloque cuando ambas partes en disputa se pongan de acuerdo con el acuerdo de divorcio, el eje de la dilación del Brexit.

Las dudas con May surgieron dentro del organismo continental luego de que el Parlamento británico rechazara en tres ocasiones el acuerdo de divorcio. La solución del 31 de octubre es una opción intermedia entre las propuestas de todos los mandatarios.

La Unión Europea está preocupada por el buen funcionamiento del bloque si Reino Unido continúa siendo miembro más allá del 1 de julio, cuando se constituya el nuevo Parlamento Europeo surgido de las elecciones de mayo. Las fechas están vinculadas a las elecciones para la Eurocámara y la llegada de una nueva Comisión Europea, en noviembre.