Noticias

Casi 600 millones de pájaros mueren al año en EE UU por impactos contra rascacielos

Gorrión

Un gorrión se refresca en una fuente.
EP

Casi 600 millones de aves mueren cada año en Estados Unidos tras impactar contra edificios altos, especialmente en ciudades como Chicago, Houston o Dallas, según una investigación realizada por el Laboratorio de Ornitología de Cornell.

Según las conclusiones de este informe, las aves se desorientan a causa de las luces encendidas de los edificios de gran altura y se estrellan contra las paredes. Como consecuencia, la publicación explica que muchas aves migratorias han desarrollado la habilidad de migrar durante la noche para evitar estos accidentes causados por la luz artificial.

«Los riesgos de la luz artificial para las aves migratorias no es algo temporal sino que representa un reto para ellas a niveles continentales», reza el estudio, que se ha desarrollado a partir de la información captada por varios satélites y radares que han controlado e identificado dónde y cuándo las aves migratorias están expuestas a la contaminación lumínica.

El estudio ha realizado una clasificación de las ciudades más peligrosas para las aves migratorias, tanto para el movimiento de otoño como el de primavera, cuando atraviesan el país en su camino entre Canadá y América Latina, y en ambas listas aparecen Chicago, Houston y Dallas en las tres primeras posiciones.

El autor principal del estudio, publicado en la revista Frontiers in Ecology and Environment de la Sociedad Americana de Ecología, Kyle Horton, añade que «Chicago, Houston y Dallas se encuentran en una posición única en el corazón de los corredores aéreos más transitados de Norteamérica. Esto, combinado con que son algunas de las ciudades más grandes de Estados Unidos, las convierte en una seria amenaza para el paso de las aves migrantes, independientemente de la temporada«, reza el comunicado publicado en la web de The Cornell Lab of Ornithology.