Noticias

Qué es la ‘flextensión’, la propuesta de Bruselas para salvar las negociaciones del ‘brexit’

Brexit

Theresa May y Donald Tusk, en Bruselas.
EFE

El ‘brexit’ está encallado, pero al mismo tiempo se encamina al abismo, el próximo viernes 12 de abril, que en teoría es la fecha límite para resolverlo. Aunque la UE ya se prepara para una salida sin acuerdo, que se presume catastrófica para ambas partes, el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, se ha erigido como un posible salvador. Este viernes ofreció una prórroga larga que en Reino Unido se llama ‘flextensión’. Pero, ¿de qué se trata?

La ‘flextensión’, que Tusk propondrá a los líderes europeos el próximo miércoles 10 de abril, es en resumidas cuentas una prórroga flexible del ‘brexit’, que extienda un nuevo calendario de 12 meses pero que no excluye la posibilidad de que el acuerdo se liquide antes, si el Parlamento británico le da por fin luz verde a un acuerdo entre Bruselas y Londres.

El problema con el que se presenta Tusk es que su ‘flextensión’ cuenta con detractores en ambos bandos. Por ejemplo, los euroescépticos y ‘brexiteers’ del Parlamento creen que esta prórroga larga sería mantener atrapado al Reino Unido en la UE y uno de sus voces más reconocidas, el diputado Jacob Rees-Mogg, apuesta incluso por boicotear desde dentro a la Unión. Entre los europeos, hay dirigentes, entre los que se encontra el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, que no se muestra partidario de dar más tiempo a Gran Bretaña.

Y esto es un peligro para el plan de Tusk, porque requiere el apoyo unánime de los 27 miembros. Su argumento a favor es que esta ‘flextensión’ permitirá una negociación más calmada, sin las apreturas del calendario, que permitirá al Parlamento definir mucho mejor qué relación quieren tener con la Unión una vez salgan de ella.