Noticias

Real Madrid entiende el negocio como nadie – 03/04/2019


Florentino Pérez gobierna Real Madrid con mano de hierro. No acepta críticas y avanza con sus ideas. Ahora puso en marcha la más ambiciosa y desatiende las críticas sobre el «proyecto faraónico». Los cálculos del hombre, le cierran. Y acaso marque tendencia.Alfredo Di Stéfano solía bromear cada vez que iba al estadio donde se hizo genial porque siempre había algo nuevo. «Joder, siempre hay obras aquí», decía don Alfredo mucho antes de que Pérez fuera presidente. No han cambiado mucho las cosas en la Casa Blanca.El Santiago Bernabéu fue inaugurado en 1947, al lado de la vieja cancha de madera, en el barrio de Chamartín, al norte de la ciudad, entonces un suburbio de una ciudad que tenía mas de pueblo grande que de gran metrópoli. En efecto, siempre hubo ladrillos nuevos. Se añadieron bandejas, se completó el estadio para el Mundial de 1982, se techó y se construyó lo que se conoce como «Esquina del Bernabéu» en el cruce de Concha Espina y Padre Damián. Ahí, hay galerías comerciales, restaurantes y bares otras tiendas. Todo eso quedará en el olvido, mejor dicho, puesto a los términos del Siglo XXI.

 

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

La remodelación implica aumentar en solo 3000 asientos la capacidad, sobre el lateral de la tribuna oficial. ¿Cuál es el negocio entonces? «Envolver» el Bernabéu con una cubierta de aluminio y hacer dentro algo así como un gran paseo comercial, nuevos estacionamientos, palcos Vips. Pérez entiende que el estadio no debe ser sólo para el fútbol. Un estudio reciente de la Complutense parece darle la razón. La fortaleza de la «marca Real Madrid» y los números de LaLiga terminan por darle motivos para embarcarse en el «proyecto faraónico».Pérez tomó un préstamo de 575 millones de euros (645 en dólares) a pagar en un plazo de 30 años con 5 más de gracia. Según informó el club deberán pagar alrededor de 30/35 millones anuales, añadidos otros gastos de la obra. No parece demasiado. Si se habla de que el Madrid podría ofrecer hasta 200 millones de euros por Mbappé en el próximo verano o el siguiente, el compromiso tomado parece aceptable.
La financiación la proporcionarán el JP Morgan, Merril Lynch, Banco Santander y CaixaBank. Los trabajos fueron encargados a un consorcio de tres estudios de arquitectura, el madrileño L35, el catalán Ribas&Ribas y el alemán GPM que vencieron en las ofertas al prestigioso británico Norman Foster quien, entre sus numerosos trabajos, cuenta el nuevo Wembley.Hay otros datos que a Florentino le sirven en su batería de defensa a las críticas. Ya está aceptado que los estadios de la nueva época deben ser también fuentes del ingreso. El Bernabéu, como el Camp Nou y otros grandes notables de Europa, da ganancias con los tours a los museos, la venta de merchandising y otras yerbas. La cancha del Madrid es lugar de peregrinación. Esta semana se conoció que el Bernabéu es el lugar más fotografiado de Madrid por los turistas, superando a todos los lugares emblemáticos de la ciudad. Desde Plaza Mayor a Puerta del Sol. Lo demostró la Facultad de Geografía de la Complutense que relevó más de 300.000 imagenes subidas a Twitter e Instagram por quienes visitan la capital española. ¿Cómo no aprovechar semejante dato?
Hay otro, espectacular. La consultora PwC (PriceWaterhouseCoorps) distribuyó esta semana el informe elaborado a pedido de LaLiga sobre el análisis de los números del curso 2016-17. Según PwC, por cada euro, el fútbol generó 4,2 adicionales. Y por cada empleo directo del fútbol generó otros 4. Es decir, el mundo de la pelota movió la economía. La facturación total de la actividad representó el 1,37% del Producto Bruto Interno.En síntesis. El fútbol es un gran negocio, al menos en Europa y en particular en España. Real Madrid es primerísimo actor de la actividad que continúa progresivamente su desarrollo. Por eso, a Florentino Pérez no lo asusta pedir prestados 645 millones de dólares.