Noticias

Mauro Icardi volverá a ser titular, pero la barra de Inter lo quiere fuera – 02/04/2019


Cincuenta y tres días después de la última vez en que vistió la casaca azul y negra, Mauro Icardi volverá a ser titular en Inter el miércoles, en el partido ante Genoa por la 30ª fecha de la Serie A de Italia. El delantero parece haber firmado la paz (o, al menos, un alto el fuego transitorio) con el entrenador, Luciano Spalletti. Sin embargo la guerra ahora tiene un nuevo protagonista.“Icardi será titular mañana. Con él somos más fuertes”, afirmó el DT en la conferencia de prensa del martes, previa al viaje en tren desde Milán hacia Génova. Y añadió: “Tuvo la reacción correcta. Se entrenó solo el domingo, ayer vino a sudar con todos. Sabe que no todo depende de él. En cada momento debemos estar del lado de Inter y ahora él está”.
 

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Spalletti se mostró mucho más conciliador que el domingo. “Dejé fuera a jugadores por mucho menos que esto durante mi carrera. Hay que tener respeto y comportarse bien en el vestuario”, había disparado tras la derrota 1 a 0 frente a Lazio, y había considerado “humillante” para los hinchas que hubiese sido necesario negociar con el abogado de Icardi “tan solo para que se pusiera la camiseta”.El martes, el técnico también intentó eludir con elegancia la controversia que había creado al asegurar que “solo Messi y Ronaldo hacen la diferencia; Mauro, no”. “En nuestro equipo vale más que Messi y Ronaldo. Es un jugador fantástico y fundamental que no solo puede ayudar al equipo, sino que puede empujarlo”, sostuvo.

 

Con su presencia desde el arranque en el Luigi Ferraris de Génova, Icardi pondrá fin a una ausencia de casi dos meses. Su último partido fue el sábado 9 de febrero, en la victoria 1 a 0 como visitante ante Parma por la 23ª fecha de la Serie A.Cuatro días después, el delantero, que por entonces negociaba la extensión de su contrato con el club a través de su esposa y representante, Wanda Nara, fue desplazado como capitán (lo reemplazó en ese rol el arquero esloveno Samir Handanovic) y quedó fuera de la convocatoria para el encuentro ante Rapid Viena por los 16avos de final de la Europa League.

 

Tras ello, el jugador adujo una molestia crónica en la rodilla derecha (fue sometido a una resonancia magnética cuyos resultados indicaron que no padecía lesión alguna) para no volver a entrenarse. Recién se reincorporó el 21 de marzo, durante el parate de la Liga por la fecha FIFA.Sin embargo el conflicto no está agotado, ni mucho menos, ya que la Curva Nord, el sector más radical de la hinchada de Inter, emitió un comunicado (sí, las barras bravas en Europa emiten comunicados) en el que exigió que el rosarino fuera separado del plantel y vendido.“La Nord cree que Icardi demostró no tener el carácter necesario no solo para tener el brazalete de capitán, sino también para construir un futuro alrededor de su figura para obtener un vestuario unido”, expresó la barra en un texto membretado y titulado “Icardi vete”, que circuló por las redes sociales.

El comunicado de la Curva Nord contra Mauro Icardi.

“Invitamos a Inter a tomar lo antes posible las medidas necesarias para eliminarlo de un grupo que no parece estar dispuesto a compartir con él el camino inmediato y futuro. La posición de la Nord es que Icardi ya no forma parte de Inter y ahora será tratado en consecuencia”, advirtieron los revoltosos.El encono de la barra con el argentino no es nuevo. En 2016, el jugador cuestionó a la Curva Nord en su autobiografía (Siempre adelante, mi historia secreta). Los ultras le exigieron que quitara esas páginas del libro y el delantero se negó. “Estoy listo para enfrentarlos uno por uno. Si es necesario, traeré a mis amigos argentinos”, los desafió a través de las redes sociales. Unos días después, apareció una pancarta frente a su casa: “Estamos acá, ¿dónde están tus amigos?”.

 

En mayo pasado, Icardi fue duramente cuestionado tras un partido ante Sassuolo. “Si quedarme hace bien al equipo, entonces lo haré; de lo contrario, me iré”, retrucó entonces. Luego se disculpó. El último capítulo de la batalla, antes del comunicado del martes, había sido en febrero, cuando comenzó el conflicto con el club. Antes del partido ante Sampdoria, la Curva Nord distribuyó un panfleto que decía «fuera los mercenarios de Inter».