Noticias

Otro apagón en Venezuela: grupos chavistas reprimen las protestas opositoras en Caracas – 31/03/2019


El sonido de cacerolas irrumpió en varias zonas de Caracas en protesta por los consecutivos apagones en Venezuela desde el 7 de marzo, llevando a millones de venezolanos a la angustia y desesperación en al menos 20 de los estados del país. Joaquín Rodríguez, un abogado de 54 años, golpeaba con fuerza dos envases de plástico durante una protesta en Los Palos Grandes, otrora acomodada zona de Caracas que sufre los rigores de las fallas eléctricas registradas en el interior del país desde hace una década.“Nuevamente un apagón nacional nos está afectando nuestra calidad de vida, no tenemos agua, no tenemos luz, no tenemos internet, no tenemos teléfonos, estamos incomunicados, hemos llegado a lo peor que hemos podido imaginar”, narró a la AFP en alusión a los apagones intermitentes desde hace una casi una semana.

 

 

  |  

 

En algunos sectores de Caracas las protestas fueron reprimidas por colectivos, como se les conoce a los civiles armados chavistas a los que el presidente Nicolás Maduro ha dado luz verde para contener las protestas. “Hay represión fuerte de colectivos encapuchados con armas disparándole a la población”, afirmó un habitante de Cotiza, un sector popular de Caracas donde se escenificaron manifestaciones espontáneas por los recurrentes apagones.Mauricio Marcano, un comerciante de 30 años que salió a protestar junto a sus vecinos, también denunció la presencia de colectivos armados que reprimían protestas escenificadas en el centro de Caracas, donde policías bloquearon algunas calles para contenerlas.Luego que un nuevo apagón dejara a oscuras la capital y varios estados la noche del sábado, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, reiteró que se trataba de otro sabotaje.

Protesta en Caracas. Reuters

Dina camina despacio por el medio de una calle sin coches golpeando con un palo el lomo de un cubo de plástico. Avanza hacia una muchedumbre que ha empezado a concentrarse a pocos metros de ella en la Plaza de Altamira de Caracas. “No soy de salir, es la segunda vez que salgo, pero ya hoy dije basta”, comenta esta mujer de 52 años mientras camina sin dejar de batir el recipiente convertido en tambor.A Dina Dornela se le agotó la paciencia cuando aguardaba en la floristería en que trabaja a que se acabara el último apagón y se dio cuenta que la falta de luz no golpea a todos por igual y algunos incluso sobrellevan la situación desde una posición menos incómoda. “Vi que en el restaurante de enfrente al trabajo había luz y ya no aguanté más”, manifestó en tono tranquilo e indignado siempre sin dejar de apalear el balde.

 

Como esta mujer de ascendencia portuguesa, vecinos de diferentes partes de Caracas comenzaron a concentrarse en pequeños grupos para convertir su domingo de descanso en domingo en las primeras protestas tras siete días consecutivos con problemas de suministro eléctrico y en el medio del enésimo apagón. “¿Por qué la gente no sale como en el 89, cuando era el 0,5% de todo esto?”, se pregunta indignada al recordar el estallido social del famoso Caracazo durante el Gobierno de Carlos Andrés Pérez. A renglón seguido se contesta ella misma: “Por los colectivos”, los grupos de chavistas armados que atacan a los manifestantes en las calles.En el centro, a unas pocas calles del Palacio de Miraflores, donde se encuentra Nicolás Maduro, decenas de personas cortaban una céntrica avenida con obstáculos y prendían objetos en la calzada para impedir el tránsito. Hasta que un grupo de los colectivos llegó haciendo disparos y la gente salió corriendo, según pudo constatar Efe.

 

También fuentes de la oposición reportan protestas en otros estados del país como Carabobo, Aragua, Lara y Zulia.Las protestas se producen tras una semana con problemas de suministro de electricidad, que comenzó con dos apagones el lunes y que ha dejado sin agua a la población en la capital venezolana. Los apagones llegan además cuando el país apenas empezaba a recuperarse de otro corte de luz el pasado día 7, una interrupción de la que Nicolás Maduro responsabilizó a la oposición y a EE.UU. La oposición considera que la causa de estos apagones son la ineptitud del Gobierno y a la falta de mantenimiento por la corrupción y el desvío de los millonarios recursos que debían ir destinados a este sector.

 

PB