Noticias

La oposición liderada por Guaidó vuelve a desafiar a Maduro con otra gran marcha – 30/03/2019


La tensión sigue en aumento en Venezuela, con una oposición movilizada para reclamar la salida del régimen y la convocatoria a elecciones libres y transparentes. Ayer se produjo en Caracas otra voluminosa marcha contra Nicolás Maduro, que cobró mayor dimensión a raíz de un nuevo y masivo apagón -el tercero en menos de veinte días- que dejó a oscuras a 20 de los 23 estados.Las fuerzas de seguridad del régimen, que en las últimas protestas se habían mantenido en calma, volvieron a actuar ayer con mucha violencia.Utilizaron grandes cantidades de gases lacrimógenos para dispersar a los grupos que se concentraban en algunos puntos del oeste de la capital venezolana, una zona que solía ser bastión del chavismo.

Una multitud en Teques, ciudad vecina a Caracas. (Bloomberg)

 

  |  

 

El diario El Nacional confirmó que vecinos de los barrios de Santa Mónica, El Paraíso, Montalbán y La Candelaria fueron reprimidos por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana cuando se preparaban a marchar.“Esta es una protesta pacífica, la respuesta de los funcionarios policiales es agresiva, nos están lanzando bombas lacrimógenas sin nosotros hacer nada”, denunció un manifestante. También hubo corridas en la avenida Victoria de la capital venezolana.

Gases lacrimógenos y corridas en las protestas contra Nicolás Maduro en Caracas. (AP)

“Maduro vete ya”, “Cese de la usurpación y elecciones libres”, se podía leer en algunas de las pancartas que exhibían los manifestantes. En una concentración realizada en Los Teques, ciudad vecina de Caracas, el líder opositor Juan Guaidó pidió a los venezolanos mantenerse movilizados pese a los apagones que sacuden el país desde principios de marzo.“Debemos salir a las calles a protestar cada vez que nos falte un servicio para dejar bien claro quién es el culpable. Debemos demostrar que no tenemos miedo”, afirmó Guaidó, para luego agregar: “Hay que acelerar el proceso, ya esto no se aguanta más. El próximo 6 de abril debemos completar la primera fase del proceso de operación libertad”.

El nuevo apagón que comenzó este viernes irritó a la población. (EFE) .

El gobierno de Maduro organizó en forma paralela una movilización propia para contrarrestar la de la oposición. La participación fue mucho menor a la de otras oportunidades, pero le sirvió para sostener el discurso de que aún cuentan con apoyo popular.Si bien los venezolanos están acostumbrados a los cortes de servicio eléctrico, en el último mes el problema se agudizó con amplios apagones que abarcaron casi todo el país. El primero de esta envergadura fue el 7 de marzo, el mayor en toda su historia.La semana pasada hubo otro corte, pero luego de tres días se repuso el servicio. Sin embargo, este viernes al mediodía comenzó un nuevo apagón que se extendía a 20 estados.

El tránsito se mueve en medio del apagón que afecta a Caracas. (Reuter)

El problema no es sólo la falta de luz, sino que acarrea una serie de consecuencias fatales. El corte de energía hace colapsar otros servicios como el suministro de agua, el transporte público, el servicio de telefonía y las conexiones de Internet. Los bancos, afectados en sus redes de transmisión de datos, cierran sus puertas.En el atardecer del viernes, por ejemplo, se pudo ver en Caracas a miles de empleados forzados a caminar largas distancias en medio de la oscuridad ya que el servicio de colectivos y el subte estaban paralizados.“Aquí se va la luz cada ratico; no tenemos agua, no tenemos Internet; aquí el servicio de agua está pésimo desde hace un año y con estos cortes de luz se ha agravado muchísimo más”, detallaba una caraqueña que ayer salió a manifestar en contra del gobierno. Andrea, en otro costado de la movilización, también se quejaba por la situación. “Llevamos más de 12 días sin electricidad durante marzo en Caracas, y ni hablar en el resto del país; en Zulia no han podido recuperar la luz y eso no tiene perdón, son miles de familias las que se han quedado sin comida por falta de refrigeración”, sostiene. Y enfatiza: “Me niego a irme de Venezuela porque estoy segura de que hay mucho por lo que luchar. Continuaremos en la calle”.Las fallas eléctricas son habituales en Venezuela desde hace una década. Los expertos consideran que son consecuencia de la falta de inversión en infraestructura y de la corrupción en los entes estatales, rechazando la versión oficial de presunto “sabotaje” por parte de EE.UU.El argumento oficial, sostienen los especialistas, es muy pueril dado el grado de deterioro en que se encuentra el sistema eléctrico nacional. Según cuentan los técnicos, la estructura eléctrica está prácticamente en ruinas, y se necesita una enorme inversión para recuperarla.Esta semana Maduro volvió a culpar a agentes de EE.UU. por la crisis energética. Incluso llegó a utilizar un argumento que resultó insólito. Dijo que un francotirador disparó y provocó una explosión en la hidroeléctrica de Guri, que genera el 80% de la electricidad del país. El estallido, agregó, produjo un incendio que prolongó el apagón. 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *