Noticias

El misterioso puente de Escocia en donde los perros se suicidan – 28/03/2019


Para los casi 20 mil habitantes de Dumbarton la historia del Overtoun es 100% verídica. Para los visitantes, en cambio, se parece más a una leyenda que a un hecho real. Sin embargo, algo hay. El famoso puente, construido hace un siglo y que se extiende a lo largo de 15 metros, es el lugar elegido por los perros de la zona para suicidarse. ¿Casualidad? ¿Mito? ¿O sólo una coincidencia sin explicación?Ubicada al noroeste de Glasgow, en Escocia, Dumbarton es reconocida por la calidad de su whisky y por el Castillo de Dumbarton, que fue utilizado para encarcelar a William Wallace durante un corto espacio de tiempo, después de su captura por parte de los ingleses.

El puente de Overtoun es un misterio sin resolver hasta el momento.

 

  |  

 

Pero en los últimos años su nombre también comenzó a escucharse por los cientos de animales que, de repente, se tiraron o intentaron hacerlo desde la estructura de piedra gótica a las escarpadas rocas situadas al fondo del pequeño río Overtoun Burn.Más allá de las razas, el recuerdo de los dueños de los perros que saltaron coinciden: al principio se quedan como congelados y luego los posee una extraña energía que los hace correr desesperadamente hacia su fatal destino.

El puente de Overtoun es un misterio sin resolver hasta el momento.

Los investigadores, asegura The New York Times, estiman que más de 300 perros se han tirado desde el puente. Los periódicos de Dumbarton, sin embargo, afirman que hubo más de 600 casos, de los que al menos 50 habrían muerto en el acto.¿La explicación? Nadie la tiene. Una de las hipótesis más fuertes es que los perros quedan «hipnotizados» por el fuerte olor de mamíferos y que, siguiendo ese rastro, saltan. Aunque no faltan otras explicaciones más paranormales que implican incluso a los fantasmas.

 

Según un pastor de Texas, el olor de pequeños animales que se escabullen en el barranco, por debajo del puente, lleva a los perros a un frenesí que les hace liberarse de sus correas y saltar. ”Los perros captan el aroma de visón o algún otro mamífero y luego saltan”, asegura. Paul Owens, profesor de religión y filosofía en Glasgow, está “convencido” de que hay “un fantasma”.

Un cartel recomienda atar a los perros antes de cruzar el puente de Overtoun.

Los habitantes de Dumbarton, en tanto, apoyan la teoría de Owens, sobre todo porque crecieron escuchando historias sobre la “Dama Blanca de Overtoun”, la viuda afligida de John White, hijo de James. Esta mujer vivió sola durante más de 30 años cuando su esposo murió, en 1908, y su espectro habría estado merodeando la zona desde entonces.El puente victoriano de tres arcos, construido en 1895 y que atraviesa el río Overtoun Burn, es una extensión del camino de entrada de una mansión del siglo XIX construida en Dumbarton por un rico industrial.Fuente: La VanguardiaSG