Noticias

Una búsqueda laboral resolvió un asesinato de 1998

Tras responder a una oferta de trabajo, Todd Barket, de 51 años y natural de Brandon, fue detenido el miércoles y acusado de asesinato en primer grado por la muerte de Sondra Better.

Por motivos que aún se desconocen, la mujer de 68 años fue apuñalada y golpeada hasta la muerte en su lugar de trabajo en 1998. Aunque la Policía recogió muestras de ADN y huellas dactilares en la escena del crimen no logró atrapar en aquel entonces al asesino.

Todd Barket y su víctima, Sondra Better. (Foto: NBC 6)
Todd Barket y su víctima, Sondra Better. (Foto: NBC 6)

Así lo recordó en una conferencia de prensa el jefe interino de la policía de Delray Beach, Javaro Sims: “Teníamos huellas dactilares, teníamos sangre e incluso una posible descripción de un testigo. Pero la persona responsable de este crimen atroz parecía que había desaparecido”.

Sin embargo, las huellas dactilares quedaron en una base de datos nacional y fueron la clave para que 21 años después Barket pagara ante la Justicia por la muerte de Better.

Sondra Better y su esposo.  (Foto: wptv)
Sondra Better y su esposo. (Foto: wptv)

En diciembre, el criminal solicitó un empleo en una empresa de limpieza que exige que sus empleados entreguen sus huellas dactilares para someterse a una comprobación de antecedentes. En enero, esas huellas se compararon con las que estaban en la base de datos de la Policía. Barket también encajaba en la descripción del testigo.

Detectives y agentes de la policía de Florida lo localizaron y comenzaron a seguir sus pasos. Aunque no está claro cómo, la Policía obtuvo más tarde su ADN y el martes se acreditó que se correspondía con el encontrado en la escena del crimen.