Noticias

Las Fuerzas Armadas de Malta recuperan el control de un barco que había sido tomado por migrantes rescatados

ElHiblu 1

La embarcación ‘ElHiblu’ a su entrada en el puerto de Boiler Wharf.
EFE

El buque cisterna ‘ElHiblu 1’, que este miércoles fue secuestrado por algunos de los 108 migrantes que había rescatado frente a las costas de Libia, ha llegado hoy al puerto de Boiler Wharf en Malta tras haber recuperado el control de la nave las Fuerzas Armadas maltesas.

Según ha publicado el diario Times of Malta, un grupo pequeño de migrantes había tomado el control del barco amenazando a sus tripulantes para que pusieran rumbo a Malta y así evitar ser devueltos a Libia, de donde habían partido. Por ello, se ha hecho necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas que durante la madrugada de este jueves ha abordado la embarcación, controlado a los migrantes y puesto rumbo a la isla. A su llegada, cuatro personas han sido arrestadas.

Al parecer, el grupo de 108 migrantes  fue encontrado a la deriva en un barco en malas condiciones frente a las costas de Libia. El ‘ElHiblu 1’, de tripulación turca y bandera de Palau, continuó tras rescatarlos con el que era su rumbo original hacia Trípoli, la capital del país africano, algo que según el capitán del barco puso a los migrantes «muy nerviosos», ya que no querían ser devueltos al país.

La organización Mediterranea Saving Humans ha pedido que estos 108 migrantes sean acogidos como refugiados en Malta porque han escapado de las «cárceles libias», los centros de detención para inmigrantes.

El propio presidente de Malta, Joseph Muscat, se ha referido en Twitter a «la delicada operación en alta mar realizada por las Fuerzas Armadas que abordaron un barco presuntamente capturado por migrantes en aguas libias y lo desviaron a Malta», y ha añadido que «no eludimos nuestra responsabilidad a pesar de nuestro tamaño. Ahora seguiremos todas las normas internacionales acordadas».