Noticias

La opción de una intervención militar en Venezuela divide por primera vez al Parlamento Europeo

Eurocámara

Momento en el que la Eurocámara reconoció a Guaidó como «presidente interino legítimo».
EP

El pleno de la Eurocámara aprobó este jueves la décima resolución sobre Venezuela esta legislatura, aunque por primera vez los socialistas se desmarcaron de un texto que sobrepasaba «diversas líneas rojas», tal y como explica el eurodiputado español de esta formación Ramón Jáuregui.

En las nueve ocasiones anteriores, socialistas, populares y liberales europeos habían conseguido consensuar un texto común, pero este miércoles los socialistas se levantaron de la mesa por una resolución que tampoco ha gustado a la diplomacia europea, explicaron a Efe fuentes europeas y parlamentarias.

El texto —con 310 votos a favor, 120 en contra y 152 abstenciones— enfatiza la importancia de encontrar una solución pacífica, pero no advierte contra una intervención militar, opción que no descartan algunos actores internacionales, como el presidente de EE UU, Donald Trump.

El texto dice «tomar nota» de «la falta de resultados tangibles» e insinúa que el Grupo de Contacto puede ser «utilizado por el régimen ilegal de (Nicolás) Maduro como estrategia para retrasar la resolución de la crisis con el fin de permanecer en el poder».

El Servicio de Acción Exterior Europeo (SEAE) ha lamentado, según fuentes europeas y parlamentarias, esa crítica explícita de la resolución sobre el Grupo de Contacto, formado por ocho países comunitarios —incluida España— y cuatro de la región latinoamericana, para buscar una solución dialogada en Venezuela, preparar las condiciones para unos comicios presidenciales justos y apoyar la ayuda humanitaria. Pese a todo, fuentes de la diplomacia europea señalaron que con independencia de lo que apruebe la Eurocámara, «la posición sobre Venezuela se mantiene inalterable» en apoyo al Grupo de Contacto.

«El PSOE se ha convertido hoy en socio de Maduro en el Parlamento europeo»

«Para nosotros (el texto) no es suficiente«, señala Jáuregui, que dijo que «la intervención militar está demasiado presente y hay demasiadas declaraciones políticas más que evidentes». En la resolución no se incluye una condena a una posible intervención militar, sino que se señala el apoyo de la UE «en favor de un multilateralismo efectivo en el marco de las Naciones Unidas, con el fin de evitar una catástrofe humanitaria de mayores consecuencias».

El texto conjunto que consiguió la aprobación de la Eurocámara ha sido redactado por eurodiputados, en su mayoría españoles, del grupo de los populares (PPE), liberales (ALDE) y conservadores y reformistas (ECR, el grupo en negociaciones con el partido español de extrema derecha Vox. «El PSOE se ha convertido hoy en socio de Maduro en el Parlamento europeo», asegura el portavoz del PP en el Parlamento, Esteban González Pons.

Desde los liberales europeos, Beatriz Becerra explica que el texto no ha incorporado una advertencia contra la intervención militar porque ha preferido enfatizar «la solución pacífica vía elecciones libres, transparentes y creíbles», que, dijo, es «la posición europea».

Evitar que aumente la tensión tras la llegada de militares rusos

La Unión Europea (UE) instó este jueves a evitar toda acción que pueda incrementar la tensión en la crisis política que vive Venezuela, tras la llegada al país de aviones militares rusos con efectivos. «La situación en Venezuela está muy polarizada y tensa.

Todas las acciones y gestos que incrementen más las tensiones sólo crearán más obstáculos para una resolución a esta crisis que sea pacífica, democrática y gestionada por los venezolanos», indicó el portavoz comunitario Carlos Martín Ruiz de Gordejuela, en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea (CE).

El portavoz respondió así preguntado por los dos aviones rusos que aterrizaron el pasado domingo en el aeropuerto internacional de Maiquetía, el principal de Venezuela y que sirve a Caracas, y que según el diario El Nacional llevaban a bordo unos 100 militares. «La UE continúa trabajando por una solución política, pacífica y democrática en Venezuela, incluido a través del grupo de contacto internacional», recordó el portavoz.

Ese grupo de contacto, impulsado por la UE, celebra este jueves en Quito su segunda reunión a nivel ministerial y en él participan, además de la Unión, ocho países comunitarios (Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia y el Reino Unido), así como Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay.

Desde su primera reunión el pasado 7 de febrero en Montevideo, ha enviado varias misiones técnicas a Caracas para contactar con las diferentes partes enfrentadas en la crisis política y con la sociedad civil. Este grupo pretende contribuir a permitir la «entrega urgente» de asistencia en el país de acuerdo a los principios humanitarios internacionales, según la CE.

Igualmente, busca ayudar a crear las condiciones para un proceso político pacífico, «que permita a los venezolanos determinar su propio futuro por medio de unas elecciones libres, transparentes y creíbles, en línea con la Constitución del país». El portavoz comunitario también recordó que este miércoles la CE anunció otros 50 millones de euros en concepto de ayuda humanitaria para Venezuela. «Se hace a través de organizaciones internacionales, de la ONU, que está entregando ya», comentó, al tiempo que subrayó la necesidad de que «los canales estén abiertos para poder seguir entregando esta asistencia», que se lleva a cabo «desde hace tiempo», apuntó.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *