Noticias

Investigan los vínculos entre el autor de la masacre de Nueva Zelanda y una organización supremacista austriaca

El Gobierno de Austria estudia la posibilidad de disolver el Movimiento Identitario (IBO), una organización supremacista que recibió una donación de Brenton Tarrant, el autor confeso de la masacre terrorista de Christchurch (Nueva Zelanda).

Así lo informó a la prensa el canciller federal austríaco, Sebastian Kurz, tras una reunión de su gabinete este miércoles, dos días después de que las autoridades registraran la vivienda vienesa del líder de esa organización ultraderechista, Martin Sellner.

La operación tuvo lugar por orden de la Fiscalía de Graz que investiga a Sellner bajo la acusación de «participación en una organización terrorista».

El ultraderechista austriaco Martin Sellner durante un acto en 2016. Foto: AFP.
El ultraderechista austriaco Martin Sellner durante un acto en 2016. Foto: AFP.

Sellner reconoció haber recibido hace unos meses una donación de 1.500 euros de parte de Tarrant, el australiano que masacró 50 fieles en dos mezquitas el 15 de marzo.

En un video, Sellner aseguró que no tuvo contacto con Tarrant, y que sólo le envió un mail de agradecimiento.

Si bien admitió que la Justicia debe aún concluir sus investigaciones, Kurz prometió combatir «con el pleno rigor de la ley» las ideologías extremistas.

«No hay ninguna tolerancia hacia las ideologías peligrosas, vengan de dónde vengan», advirtió Kurz, jefe del conservador Partido Popular (ÖVP) que gobierna la república alpina en coalición con el ultraderechista Partido Liberal (FPÖ).

También el vicecanciller y líder del FPÖ, Heinz-Christian Strache, aseguró que las autoridades harán todo lo posible por esclarecer los posibles vínculos entre el terrorista australiano y el movimiento de Sellner.

La semana pasada, las autoridades austríacas confirmaron que Tarrant había visitado Austria, posiblemente a fines de noviembre pasado, en un viaje por Europa, pero se desconocen detalles de su visita.

Neozelandeses rinden homenaje a las víctimas de la masacre islamófoba en Christchurch. Foto: AP.
Neozelandeses rinden homenaje a las víctimas de la masacre islamófoba en Christchurch. Foto: AP.

Sellner, un ultraderechista activo en varios países de Europa, fletó en el Mediterráneo en 2017 un barco que trató de impedir a las embarcaciones de las ONG rescatar a inmigrantes y refugiados a la deriva.

El barco de los ultras fue retenido en Chipre en el verano de 2017 y el capitán arrestado y posteriormente puesto en libertad por la acusación de tener refugiados ilegales de Sri Lanka a bordo y documentos falsos.

Finalmente el barco y su tripulación de Sri Lanka fueron abandonados por los ultraderechistas y la Cruz Roja tuvo que ayudarlos en Barcelona en octubre de 2017 porque se encontraban sin recursos ni combustible.