Noticias

Omar Varela, el productor estrella del trap local, antes del Lollapalooza 2019: «Siempre hago locuras con la música» – 26/03/2019


Lejos de lo que uno puede pensar, en el estudio de la productora Mueva Records, creadora de los temas más escuchados de trap, reina el orden. En esto mucho tiene que ver su dueño y fundador, Omar Varela.Con una calma, bajo perfil y madurez que disimulan sus 20 años, Varela ensaya para Clarín una recorrida por la nueva casa de su sello discográfico que cuenta con tres estudios de grabación y se ubica en un «lugar desconocido» de la zona norte bonaerense. La necesidad de más espacio y el acoso de los fans para visitar las grabaciones de artistas como Duki, Khea, Ecko, Cazzu o Bhavi obligó a la flamante mudanza.El productor de Rockstar (Duki) y Loca (Khea), verdaderos éxitos de trap que acumulan millones de reproducciones, viene de una maratónica jornada de grabación hasta bien entrada la madrugada, pero -ya en horas de la tarde- disimula el sueño y se presta a comenzar una nueva jornada de ensayo, previa a su participación en el Lollapalooza 2019.

Omar Varela, en su productora Mueva Records, en la entrevista con Clarín. (Foto: Diego Waldmann)

«Estoy preparando un set súper variado y dinámico que va a romper los esquemas de los DJ en Argentina. Estamos laburando desde hace dos meses. Al Lolla nos invitaron a tocar como artistas. Tenemos canciones propias que son de electrónica. Vamos a mostrar toda esa parte que la gente aún no vio. También mezclado con lo que se escucha hoy en día. Pasamos desde la cumbia al dubstep y de vuelta al reggaetón, todo en minutos», adelanta Omar, que se presentará junto a Mykka, su socia y amiga.

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

La cita de Omar Varela & Mykka es el viernes, a las 15:30, en el escenario Perry’s, que ese día -al igual que el festival- estará copado por el trap local con Dak1llah (14.30), Seven Kayne – Bhavi (16:30) y Khea (19). «Sirve un montón tener el sello del Lolla. Que los pibes tengan la oportunidad de tocar ahí, porque es un logro, te da otro nombre. Por más que ya hayan tocado en muchos lugares, te da un reconocimiento internacional», asegura el considerado uno de los mejores creadores de beats (base rítmica) del género.»Yo nunca tuve un género. Siempre hago locuras con la música. Me gusta que sea algo que me represente en el momento, a mi estado de humor o pensamiento», define Varela. Su relación con la música comenzó a los siete años con clases de piano y luego de guitarra. Un día llegó temprano a una de sus clases y descubrió a su profesor creando música electrónica con una computadora y sintetizadores. «Quedé flasheado», recuerda. Ahí comenzó la investigación con distintos programas y la ayuda de tutoriales de YouTube. 
El sueño de formar una banda quedó atrás cuando su interés por bandas de metalcore o hardcore chocaba con el interés de sus amigos por el reggaetón. «Sonaba Daddy Yankee a morir. Me quedó en el inconsciente esa música. Un día llegué a la conclusión que varias canciones de reggaetón tenían melodías similares a las de hardcore. Algunas tenían los mismos acordes o escalas, pero con otros elementos y ritmos».

Desde hace nueve años que todos los días, mínimo, comienza a crear un nuevo tema. Pasó por la producción de metal, cumbia y electrónica hasta que apareció el trap. «Se dio la casualidad que aparecieron todos los artistas juntos que quería grabar conmigo. Ellos le trajeron lo que le faltaba a la música que hacíamos: exposición y popularidad».Toda esta explosión llegó hace apenas un año y medio, justo en el momento en que Omar estaba a punto de comenzar a estudiar (la carrera de cine era la que tenía más chances) y de dejar a un lado la producción. 

Omar Varela: «Escuchaba las canciones que habían salido de trap y me gustaban, pero yo sabía que le podía meter un toque más heavy». (Foto: Diego Waldmann)

-¿Qué te interesó del trap?-Escuchaba las canciones que habían salido de trap y me gustaban, pero yo sabía que le podía meter un toque más heavy.-Definime un «toque más heavy»…-Simplemente, nitidez en los sonidos, que le dan otra energía. En el trap se maneja mucho la energía de los sonidos, la intensidad, la forma en que se canta, matices de voz, colores… Un montón de cosas. Capaz la gente flashea que es un loco cantando con Auto-tune (efecto aplicado a las voces, que adquieren un timbre artificial, robótico), pero para llegar a esas melodías, a esos quiebres de voz estamos horas. También a veces han salido canciones en el momento, en minutos, pero no es lo normal.
-¿Cansan las críticas por el uso excesivo del Auto-tune?-Son entendibles, pero la posta es que es un sonido que a mucha gente le agrada. Incluso hay gente que no escucha temas sin Auto-tune. Es un instrumento más, y lo usan todos. Como también ahora salieron canciones de trap sin Auto-tune, por ejemplo todo lo de Lil Pump o Cardi B. Puede ser que cambie esta tendencia.-¿Cómo llegaron los artistas a grabar con vos?-Primero grabé con Bhavi. A él lo conocí hace un montón. Empezamos haciendo canciones de electrónica y él rapeando. Nos presentamos en algunos antros. A la gente le copaba. Era todo en inglés porque no existía el trap en español. Hasta que vimos que los españoles sacaron temas en español y nos subimos a la ola. Grabamos un tema que se llama Arriba y abajo. En el ambiente se viralizó. Todos fliparon con mi producción. A partir de esa canción me gané el respeto de los artistas del género.