Noticias

Masiva marcha en Londres para pedir un nuevo referéndum por el Brexit – 23/03/2019


Miles de británicos y europeos anti Brexit marcharon este sábado en Londres para pedir un segundo referéndum mientras los conservadores preparan la salida de la primera ministra Theresa May para poder destrabar el traumático divorcio con Europa y encontrar otro camino.Los manifestantes fueron convocados por el movimiento “People Vote”, que reclama que los británicos vuelvan a votar para poder frenar el divorcio con la Unión Europea, cuando la petición para revocar el articulo 50 y frenar el Brexit ha alcanzado las 4 millones de firmas. En imágenes que recuerdan las marchas contra la guerra en el Golfo, miles de personas se manifestaron encabezados por el alcalde de Londres, Sadiq Khan, diputados laboristas, conservadores pro europeos, el líder liberal demócrata Vince Cable y personalidades como el físico Brian Cox desde Park Lane, uno de los lugares más elegantes de Londres, hasta Parliament Square, frente a la Cámara de los Comunes.

Banderas de la Unión Europea, en la marcha en Londres, este sábado, que intenta frenar la salida británica del bloque. /REUTERS

|

Tom Watson, el número dos del partido laborista, es una de sus estrellas luego de que Jeremy Corbyn, el líder partidario, se negara a apoyar un segundo referéndum y no participara en la marcha. Pero este movimiento muestra hasta donde está dividido el país en torno al Brexit, que atraviesa los partidos. Una grieta que se va a ver en los posteriores discursos. “Por el futuro de nuestros chicos” es una de las consignas. “Revoquen el artículo 50”, la otra.”Tengo 16 años. Ustedes votan mi futuro”, era el cartel de un adolescente escrito a mano. El diario The Evening Standard, cuyo jefe de redacción es George Osborne, ex ministro de finanzas de David Cameron y detestado por Theresa May, tituló en su tapa: ”Marcha para detener la locura”. Los manifestantes lo llevan como un estandarte.

Centenares han llegado desde e interior del reino -Escocia, Gales- y del norte del Reino Unido para marchar en familia. Viajan en ómnibus, con 50 personas cada uno, financiados por ellos. La primera ministra se encuentra bajo intensa presión para fijar su fecha de partida. El apoyo en su propio gabinete desaparece, los propios secretarios de Estado se alinean para reemplazarla y todos han perdido la fe en Theresa May. Importantes fuentes conservadoras admiten que hay conversaciones para su partida, luego de que hasta sus aliados consideraran que no hay otra salida que su renuncia. De hecho el viceprimer ministro David Lidington está liderando las negociaciones con la oposición para discutir los votos alternativos en el Parlamento por el Brexit. Una posición que enfurece a los Brexitiers, que sienten que pierden todo control sobre la salida de Europa. Pero Lidington sostuvo que él está cumpliendo con una promesa que les hizo a los legisladores.

En una carta a los diputados el viernes por la noche, la primera ministra dijo que estaba dispuesta a no presentar su plan de Brexit a una tercera votación en el Parlamento -y segura derrota- esta semana si no conseguía los votos necesarios antes. Agotada, con su diabetes a cuestas, irritada y emocionalmente desestabilizada como Margaret Thatcher en sus últimos días, la primera ministra se ha quedado sin aliados después de su regreso de la Cumbre Europea. Ni siquiera está con ella el DUP, los protestantes unionistas democráticos de Irlanda del Norte, que consideran que ella ha contribuido a “la humillación nacional” al aceptar un cambio de fechas por decisión de la Unión Europea.La partida puede ser renuncia o un pedido de voto de confianza laborista, que puede culminar en una elección general anticipada en Gran Bretaña.​París, corresponsalCB