Noticias

Tras la masacre en dos mezquitas, Nueva Zelanda prohibió la venta libre de armas de guerra

Luego de la masacre en dos mezquitas de la ciudad de Christchurch de Nueva Zelanda que dejó 50 muertos, las autoridades de ese país tomaron medidas extremas. La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anunció la prohibición inmediata de la venta de fusiles de asalto y semiautomáticos.

«Anuncio que Nueva Zelanda prohibirá todas las armas semiautomáticas de estilo militar. También prohibiremos todos los fusiles de asalto«, aseguró Ardern, quien al mismo tiempo anunció medidas provisionales para evitar un avalancha de compras antes de que se ejecuten las medidas.

La medida llegó luego de la brutal matanza, aunque también se tomó a raíz del descubrimiento que hicieron los investigadores. El asesino había comprado sus armas en forma legal e incrementó su capacidad de daño al usar cargadores de 30 cartuchos «con una simple compra online«, indicó la funcionaria.

Las flores que dejaron cientos de personas en la puerta del lugar de la masacre. (Foto: AFP)
Las flores que dejaron cientos de personas en la puerta del lugar de la masacre. (Foto: AFP)

Brenton Harrison Tarrant, el autor de la matanza, está preso. Cuando fue llevado al tribunal para declarar hizo una señal con la mano a la de «OK» pero que, en verdad, está asociada a nacionalistas blancos. Es el símbolo de la WP, es decir, de «white power».

Tarrant y el gesto neonazi (Foto: EFE).
Tarrant y el gesto neonazi (Foto: EFE).

En una de la mezquitas, Tarrant fusiló a más de 40 personas. En la otra, a siete. Además, los policías que lograron atraparlo descubrieron que en un auto había explosivos. Se supone que el atacante iba a detonarlos una vez que escapara.

El criminal transmitió en vivo por Facebook cómo acribillaba quienes habían ido a rezar. Minutos antes, había publicado un largo manifiesto antiinmigrante en sus redes sociales, de 74 páginas, en donde mencionó a la Argentina. Además, dio indicios de que estuvo de visita en el país. Sin embargo, la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) negó el supuesto paso de Tarrant por el país.

La familia del atacante quedó en shock tras el atentado. La abuela de Tarrant, Marie Fitzgerald, de 81 años, recordó que ella solía cuidarlo cuando él y su hermana eran chicos. En diálogo con la agencia Europa Press, contó que el tirador era «un nene normal» al que le gustaban las computadoras. Pero para la mujer, lo que pasó no tiene vuelta atrás: «Todo cambió».

«Desde que viajó al extranjero creo que este chico cambió completamente. No era el chico que conocimos», señaló. El australiano empezó a viajar tras la muerte de su padre hace varios años, y en los últimos tiempos vivía en la ciudad neozelandesa de Dunedin. El tío de Tarrant, Terry Fitzgerald, señaló que lo único que puede pensar ahora es en las víctimas: «Lo sentimos mucho por esas familias, por las muertes y los heridos».

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *