Noticias

Murió en su despedida de soltera y ahora la van enterrar con el vestido de novia

Ruth Maguire, una joven inglesa de 30 años, tenía pensado casarse en agosto. En medio de los preparativos de su boda, sus amigas le organizaron su despedida de soltera en un pueblo de Irlanda. Pero el fin de semana de fiesta se transformó en una pesadilla. La futura novia desapareció tras salir de un bar, en donde estaban todas festejando, y apareció dos días después ahogada en un río.

La cadena BBC, que reconstruyó los últimos pasos de la víctima, explicó que todo ocurrió en Carlingford. El sábado había ido a un pub con sus amigos, pero a la medianoche se fue sola y nadie más la vio.

Ruth Maguire había viajado hasta Irlanda para tener su despedida de soltera con amigas. Crédito: The Mirror
Ruth Maguire había viajado hasta Irlanda para tener su despedida de soltera con amigas. Crédito: The Mirror

Los investigadores creen que Ruth se habría confundido de camino, de regreso al hotel, y habría terminado en el agua. El cuerpo lo encontraron recién el lunes y describieron la escena como un accidente.

El novio de Ruth, y padre de sus tres hijos, se mostró desconsolado y aseguró que enterraría a su pareja con el vestido de novia que no llegó a usar. «Ella no era solo mi compañera, era mi alma gemela», escribió en una emotiva publicación en Facebook.

Ruth desapareció el sábado después de salir de un pub. Crédito: The Mirror
Ruth desapareció el sábado después de salir de un pub. Crédito: The Mirror

La hermana mayor de la joven, Rachel, habló con los medios y la recordó como una «persona hermosa que tenía todo por vivir» y que estaban todos «devastados» por la noticia.

Los amigos de Ruth hicieron la denuncia de su desaparición el domingo, al darse cuenta de que no había regresado después de la noche en el bar. Cuando salieron a buscarla por la zona, no encontraron ningún rastro de ella y temieron lo peor.

El cuerpo de Ruth Maguire apareció en el río  Newry, en Carlingford. Crédito: The Mirror
El cuerpo de Ruth Maguire apareció en el río Newry, en Carlingford. Crédito: The Mirror

El novio de la víctima, que se había quedado con sus hijos en Inglaterra, la llamó a las 19 de esa noche y la notó entusiasmada con el festejo. Aunque aclaró que no mostraba signos de haber tomado alcohol en exceso.