Noticias

El dolor del papá de la nena que murió en un patrullero mientras su mamá tenía sexo: «Cada vez que cierro los ojos, me imagino su sufrimiento»

«Cada vez que cierro los ojos, me imagino su sufrimiento y luego la imagino acostada en su ataúd«, declaró ante la corte Ryan Hyer, el papá de Cheyenne, la nena de tres años que murió por un golpe de calor en un patrullero mientras su mamá policía tenía sexo con su superior.

Según contó este lunes, el paso del tiempo aún no logró atenuar su dolor, ni su indignación. «Todavía la veo sonreír y reír en mi cabeza y luego estas sonrisas y risas se convirtieron en dolor y sufrimiento en ese caso. Es una imagen que no quiero tener, pero es una imagen de la que no puedo deshacerme «.

Cheyenne Hyer murió el 30 de septiembre de 2016, en Long Beach después de que su madre Cassie Barker la dejara atada a un asiento de seguridad durante cuatro horas cuando la temperatura afuera era de 38 grados.

La ex policía Cassie Barker y su pequeña Cheyenne (Foto: Facebook).
La ex policía Cassie Barker y su pequeña Cheyenne (Foto: Facebook).

Según reportó el Sun Herald, cuando Barker regresó al auto, Cheyenne ya no respondía. La temperatura de su cuerpo superaba los 41 grados, indicaron los servicios médicos.

El juicio reveló que no era la primera vez que la mujer dejaba a su hija encerrada en el auto. En abril de 2015 la policía intervino cuando advirtieron que la nena estaba sola en el vehículo mientras sus mamá hacía compras.

Los servicios de protección de la infancia intervinieron y le sacaron momentáneamente la custodia de Cheyenne, y la mujer fue suspendida durante una semana de su trabajo. Pero en ningún momento las autoridades advirtieron a Hyer, que ya se había separado de la mujer y vivía en otro estado.

Ryan Hyer con su hija Cheyenne. (Foto: Ryan Hyer).
Ryan Hyer con su hija Cheyenne. (Foto: Ryan Hyer).

El padre demandó al Departamento de Policía de Long Beach y al Departamento de Servicios de Protección Infantil de Mississippi por la muerte injusta de Cheyenne, al considerar que deberían haber tomado medidas más firmes después del primer incidente.

«Como madre, se supone que tenés que proteger a tu hijo, y Cheyenne murió porque su madre no la protegió, no una sino dos veces«, dijo Hyer.

Hyer imprimió stickers para reclamar justicia por su hija (Foto: captura de video).
Hyer imprimió stickers para reclamar justicia por su hija (Foto: captura de video).

La expolicía permaneció en libertad bajo fianza y fue detenida después de declararse culpable el lunes. Podría ser condenada a hasta 20 años de cárcel. El juez dará a conocer la sentencia a principios de abril.

«No sé qué podría hacer para ti, que podría ser peor que lo que ya has experimentado … Siempre estarás encerrada en la prisión de tu propia mente», le dijo el jueza Barker.

Cassie durante el juicio. La mujer se declaró culpable por la muerte de su hija (Foto: AP).
Cassie durante el juicio. La mujer se declaró culpable por la muerte de su hija (Foto: AP).

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *