Noticias

Lenny Kravitz: «No es sólo Estados Unidos, el mundo entero perdió la cabeza» – 18/03/2019


Los números fríos indican que a los 54 años, con 11 álbumes publicados, cuatro premios Grammy ganados de manera consecutiva entre 1999 y 2002 y una larga historia de sociedades musicales que lo pusieron codo a codo con artistas como Slash -fueron compañeros de colegio- Prince, Mick Jagger, Madonna y Michael Jackson, entre otros,Leonard Albert Kravitz, mucho más conocido como Lenny, será uno de los artistas más “veteranos” de la nueva edición del Lollapalooza Argentina 2019, que se llevará a cabo los días 29, 30 y 31 de marzo en el Hipódromo de San Isidro. (ver recuadro “Lo más…”)Sin embargo, las tres décadas que lleva en la ruta no conspiran contra el entusiasmo que le provoca posibilidad de ser parte, por primera vez, del festival creado por Perry Farrell en 1991.

Para Kravitz será el debut dentro del marco del festival creado por Perry Farrell en 1991. (Foto: Mathieu Bitton)

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

“Por un lado, es importante para mí regresar a la Argentina. Ya ha pasado un largo tiempo desde que estuve allí, y me encantó”, dice desde algún lugar de Nueva York, con tono pausado. Y completa: “El Lollapalooza es un gran festival. Nunca estuve ahí, y me atrae la idea de compartir ese espacio con artistas talentosos.”Un comentario que no sorprende, viniendo de alguien que desde muy pequeño se nutrió de todo aquello que sonaba y suena a su alrededor. De aquella Nueva York de su infancia en la que vio el debut de los Jackson Five en el Madison Square Garden al Prince de los ‘80 (y también los ‘90), pasando por el rhythm & blues y el jazz, todo contribuyó en la construcción de un estilo propio que salió airoso de las comparaciones que enmarcaron sus primeros tiempos en la escena.“Todos comparan… Yo mismo podría sentarme a hablar de The Rolling Stones y compararlos con las fuentes de las que se alimentó su música. Pero no es necesario, porque todo depende siempre de aquello que escuchaste mierntras crecía y que hiciste tuyo. Todos los artistas crecieron escuchando algo de lo que aprendieron y que se apropiaron, pero para el momento en el que publiqué mi primer disco, yo ya tenía mi propio estilo”, dice Kraviz.

-¿Te molestaron alguna vez esas comparaciones?-No. La gente necesita identificarte con algo. Pero a mí me compararon con 50 músicos diferentes; con éste, ese otro y aquel… Y si me comparan con 50 artistas distintos, evidentemente debe haber algo que es mío, porque uno no puede ser esos 50.Pero no sólo aquello que escuchó y escucha influyó en el arte de Kravitz. Hijo de la actriz Roxie Roker, de familia bahamesa, y el productor televisivo Sy Kravitz, descendiente de una familia que emigró de Ucrania, Lenny asegura que ambos ascendentes revisten igual importancia en su formación.“Crecí con influencias de ambas partes, aunque no es que en mi casa se halara ruso o algo así. Ellos hablaban inglés; estaban orgullosos de ser estadounidenses. Y estoy orgulloso de ambas partes de mi ascendencia”, explica el músico, que suma a su background el carácter itinerante de sufamilia, que lo llevó sin escala de la Gran Manzana a Los Angeles, donde respiró también algo de los aires tardíos del hippismo.De algún modo, la mezcla de esa enorme cantidad de ingredientes dio como resultado una obra que transita con igual intensidad los territorios del rock, el soul, el blues, el funk y el R&B, según la época.-¿Qué pasa con el mensaje que intentás transmitir en tus canciones? ¿En qué medida cambió eso, de tu primer álbum, Let Love Rule (1989), a Raise Vibration (2018)?-El mensaje, el objetivo, es poder transmitir el amor. Todo se trata del amor. De ahí viene todo, desde el primer momento. Eso no cambió.- Sin embargo, a diferencia de otros discos, en “Raise Vibration” parece tener mayor peso lo social que lo sexual.-En verdad, lo social siempre estuvo muy presente en lo que hice. Si escuchás Black and White America (2011), vas a ver que el tema está muy presente. Lo mismo en Let Love Rule. Hago toda clase de canciones. es un mix de lo que siento y lo que pienso. Eso me da una gran amplitud de posibilidades.

-Una vez más, en Raise Vibration grabaste casi todos los instrumentos. ¿Alguna vez te tentó la idea de entrar al estudio de grabación con una banda?-En verdad, disfruto mucho de tocar todos los instrumentos. Me da la oportunidad de tocar la batería, el bajo, hacer la voz… ¡Me encanta! Y me da la posibilidad de estar inmerso completamente en mi trabajo. Pero estoy seguro que un día voy a entrar a un estudio y voy a trabajar con un grupo de músico. Todavía no lo hice, en mis 30 años de carrera. Pero es algo que amaría hacer.Grabado en el estudio que Kravitz tiene en su casa de Bahamas, en Low, el segundo tema del disco incluye la voz de Michael Jackson, sobre quien, para cuando se hacía esta entrevista, aún no había caido el peso de las denuncias ventiladas en el filme Leaving Neverland.“Con Michael había trabajado en diferentes cosas;yo había escrito y producido el tema (I Can’t Make It) Another Day, y habían quedado algunas voces suyas que habíamos grabado. Sentí su presencia en Low, y quería su voz ahí. Así que busqué y encontré los coros que estaban en sintonía con lo que estaba haciendo, obtuve el permiso de su testamentaria y de su familia y los puse ahí. Es hermoso tenerlo en esta canción, yo lo amé y respeté mucho”, señala Kravitz, de quien no se conocieron declaraciones acerca de Jackson, con posterioridad al estreno del documental.

-En una entrevista que hicimos cuando editaste Black and White America, decías que nunca habías creido que los Estados Unidos llegaran a tenen un presidente negro. ¿Pensaste alguna vez que el sucesor de Obama pudiera ser un personaje como Donald Trump?-No. Y fue bastante shokeante para mí. Pero es la situación en la que estamos ahora. Igualmente, sabés qué: esto también va a pasar.De pronto, la voz de una mujer del management del artista recuerda su advertencia previa de que las preguntas debían girar en torno a su disco Raise Vibration. “Las preguntas son sobre el disco”, responde el cronista. Y la entrevista retoma su curso.-Recién contabas que “todo se trata del amor”. Pero al ver las escenas del videoclip de It’s Enough (uno de los temas de Raise…, que resalta la necesidad de reaccionar), cuesta no odiar a cierta gente.-De acuerdo. A veces es difícil… Pero, ya que mencionaste a Trump, no es sólo Estados Unidos, el mundo entero perdió la cabeza. Es un problema también europeo, y sudamericano. Es un problema global de la humanidad. Despistamos en lamanera en la que nos tratamos entre nosotros, en el modo en el que tratamos a este hermoso planeta que nos fue dado. Estamos destruyendo todo. Con eso es con lo que estamos lidiando.
-En todo caso, uno podría pensar que We Can Get It All Together (Podemos recomponerlo), otro de los temas del álbum, es una especie de llamado “optimista” a mejorar las cosas. ¿Puede ser leído así?-Si quérés, podés interpretarla de esa manera. Pero fue concebida como una canción más personal. Es una manera de decir que necesito compartir, crecer, liberarme de ciertas cosas, para poder llegar a ser la persona verdadera para la que fui creado. Apunta más a una cuestión personal que tengo conmigo.-En un punto, la canción suena como una plegaria…-Retomando esa interpretación que hacés, se trata de algo a lo que tenemos que enfrentarnos todos juntos como seres humanos. Es algo bastante grande. El Lollapalooza Argentina 2019 Día por DíaLo más destacado de la programaciónLa nueva edición argentina del Lollapalooza se llevará a cabo los días 29, 30 y 31 de marzo, en el Hipódromo de San Isidro.El 29, en el Main Stage 1, estarán Twenty One Pilots (22.15), Interpol (19.45) y Bring Me The Horizon (17.45), además de Kamasi Washington (16) y Escalandrum (14.30). Steve Aoki (23.45), Post Malone (20.45), Jorge Drexler (18.45), Portugal The Man (16.45), y Rosalía (17.45), entre otros, se repartirán entre el Main Stage 2 y el escenario Alternative. En el Perry’s estarán Zhu (22.30), Dakillah (13.30), Khea (19) y Omar Varela y Mikka (15.30), entre otros.

Twenty One Pilots estuvo en el Lollapalooza Argentina 2016. Ahora el dúo regresa como headliner. (Foto: Andrés D’Elía)

La programación del segundo día incluye a Arctic Monkeys (22), The 1975 (19.30), Foals (17.30) y Lelé (14.15), en el Main Stage 1; Troye Sivan (16.30), Fito Páez (18.30), Sam Smith (20.30) y Tiesto (23.45) en el Main Stage 2; y Macklemore (22.15), St. Vincent (19.30), Juana Molina (17.30) y Perras on the Beach (14.15), entre otros, en el Alternative. En el Perry’s sonarán KSHMR (22.45), GTA (20.15) y C. Tangana (17.45), entre otros.

Kendrick Lamar (22.15), Paulo Londra (19.45), Greta Van Fleet (17.45) y La Mona Jiménez (15.45) pasarán por el Main 1 el domingo 31, mientras que Odesza (23.30), Lenny Kravitz (20.45), Caetano, Moreno, Tom & Zeca Veloso (18.45) y Lali (14.45), serán algunos que saldrán al Main 2. En el Alternative estarán Vicentico (22.15) y Jorja Smith (19.45), entre otros, y Dimitri Vegas & Like Mike (22.15), Cazzu (18.45) y Gryffin ((17.30) animarán el Perry’s.Entradas disponibles desde $2.750 (por día), a través de AllAccess.