Noticias

Un estudio desvela para qué se utiliza Alexa realmente

Seguro que te lo has planteado en alguna ocasión: ¿para qué sirve realmente el Echo de Amazon? Hemos visto un montón de situaciones en las que los usuarios parecen disfrutar del dispositivo (hasta jugar a una curiosa partida a Westworld). Sin embargo, siempre ha sobrevolado la duda de cuál es el uso real de esta bocina inteligente.

Un estudio llevado a cabo en el Reino Unido, nos da una idea de para qué sirve realmente y cómo se usa en situaciones reales. El estudio lo ha llevado a cabo la firma de marketing Code Computerlove y te vamos a arruinar el resto del artículo con un spoiler: buena parte de los usuarios emplean esta maravilla de la tecnología para… ¡cocer huevos!

Al final los humanos somos prácticos y queremos que la tecnología nos ayude en lo más cotidiano; ahí se encuentra precisamente su magia. De esta manera, el 65% de los usuarios solicitan los servicios de Alexa para reproducir música, mientras que la mitad de los encuestados lo hacen para ver la predicción meteorológica. Pero tal vez la respuesta que más nos ha llamado la atención es la mencionada del huevo, y es que un 5% reconoce mover los servidores de Amazon para preparar este sencillo plato.

Los amantes de los datos adorarían saber que ese mismo porcentaje se emplea para escuchar chistes. Con todo, no pienses que estos usos mundanos del equipo sean un mal síntoma: “las bocinas inteligentes han llegado para quedarse”, sostiene Louis Georgiou, uno de los tutores del estudio. Este profesional explica que estos usos banales simplemente sean el síntoma de que los usuarios no saben cómo aprovechar todo el potencial del equipo.

Pese a este uso tan ligero, la gran noticia es que los usuarios simplemente adoran sus dispositivos y la gran mayoría de ellos reconoce utilizarlo a diario, y buena parte de ellos lo hace desde la cama. Eso sí, los que no lo usan lo condenan al ostracismo de forma definitiva: un 30% de los que no lo usan reconoce que ni se acuerda de que lo tiene.

Peor pinta tiene otro dato que ha desvelado el informe: una parte considerable de usuarios han reconocido tener problemas con el reconocimiento de voz debido a la pronunciación (conviene recordar que este equipo se ha confeccionado en Estados Unidos y en el Reino Unido existen muchas variaciones del inglés). Este dato no resulta muy alentador sabiendo que Alexa pronto hablará también español

Recomendaciones del editor