Noticias

Las nuevas tecnologías que llegan al mercado y debes conocer





Allí fuera, en este preciso momento, hay un millón de campañas de crowdfunding impulsando las nuevas tecnologías que llegarán al mercado o, al menos, a la web. Si te metes a curiosear por Kickstarter o Indiegogo, encontrarás una gran cantidad de proyectos geniales, raros, inútiles y algunos –hay que decirlo– definitivamente estúpidos. Como cada semana, revisamos los proyectos más inusuales, ambiciosos y atractivos que han aparecido en los últimos días. Por lo demás, un consejo: ten siempre en cuenta que cualquier proyecto de crowdfunding –incluso aquellos que se presentan con las mejores intenciones– puede no resultar, así que haz tus tareas e investiga bien antes financiar alguna nueva idea.

Esto es lo que conoceremos esta semana:

Los drones vienen en una amplia variedad de formas, tamaños y configuraciones en estos días. Los cuadracópteros son sin duda la versión más popular y disponible, pero gracias a la constante evolución de la tecnología hay una nueva categoría disponible para los fanáticos: ​​los drones con alas. Y no nos referimos a alas como las de los aviones, sino más específicamente unas que aletean y vuelan, tal como lo hacen las aves, los murciélagos e insectos. Es posible que recuerdes el Bionic Bird de hace unos años. Ahora, el creador de ese dispositivo está de vuelta con una versión más pequeña, ligera y parecida a un insecto con la misma idea de fondo: Metafly.

“MetaFly es el resultado de más de 50 años de investigación y desarrollo de vuelos”, explica el creador en Kickstarter. “Es un robot biomimético volador que puedes pilotar en el aire con un control remoto. Su avanzada tecnología permite que sea tan ligero y miniaturizado como un gran insecto. Es flexible, liviano (menos de 10 gramos), vuela con elegancia y puede incluso planear. También es silencioso y resistente a los impactos. Se disfruta haciéndolo volar como un animal, no tomando fotografías”.

¿Conoces Lifestraw? ¿Ese filtro de agua al aire libre que te permite beber de arroyos y lagos, y que la filtra mientras la bebes? Bueno, la compañía ahora está de vuelta con su segundo producto: una jarra con filtro diseñado para tu hogar, con el cual esperan ir mucho más allá de lo que tu típico filtro de agua para el hogar promedio puede hacer. LifeStraw estima que el microfiltro de membrana purifica casi el 100 por ciento de las bacterias dañinas como la E. coli y muchas otras más. También filtra casi el 100 por ciento de los parásitos y el microplástico. El tamaño del poro en el filtro es de solo 0.2 micrones– dos millonésimas de metro–, más pequeño que la mayoría de las bacterias.

Más allá del microfiltro de membrana se encuentra el filtro de intercambio iónico. Este tiene un propósito más práctico: reducir ese horrible sabor a cloro y los malos olores en el agua. El agua limpia debe oler limpia. También reduce la cantidad de metales pesados ​​como plomo, mercurio, cadmio y otros. Tiene una duración de hasta dos meses, unos 40 galones de agua.

Dos compañías que son conocidas por su diseño innovador y su enfoque de producción respetuoso con el medio ambiente han colaborado en un nuevo zapato que está demostrando ser un gran éxito en Kickstarter. Sole y United By Blue presentaron el Eco Chukka de Jasper Wool el lunes 4 de marzo y lograron alcanzar su meta de crowdfunding en menos de 90 minutos.

¿Qué hace que el Eco Chukka sea tan atractivo? Para empezar, sus diseñadores afirman que es el zapato más ecológico del planeta, cosa difícil discutir cuando se analiza cómo está hecho. Por ejemplo, la suela del zapato está hecha de restos de corcho reciclado de botellas de vino. Este es un reemplazo sorprendentemente duradero y efectivo si lo comparamos con otros materiales utilizados en el calzado, la mayoría de los cuales generalmente son derivados del petróleo o están hechos de plástico.

Las telas de bambú también reemplazan al algodón, reduciendo la cantidad de agua necesaria para la producción hasta en un 65 por ciento. El Eco Chukka incluso usa goma hecha de arroz y una espuma flexible creada a partir de algas. Si todo esto no fuera suficiente, el zapato está forrado con lana merino y aislado con piel de bisonte, los cuales tienen altas calificaciones en términos de rendimiento y sostenibilidad.

Estos artilugios son fabricados por una empresa llamada Aftershokz, y podría decirse que es el primer productor mundial de audífonos de conducción ósea. Sin embargo, para este producto, la compañía tomó una dirección ligeramente distinta. En lugar de simples audífonos, han incorporado la misma tecnología de conducción ósea en un par de gafas de sol, lo que proporciona varios e ingeniosos beneficios.

A diferencia de las gafas inteligentes “tradicionales”, las Revves no tienen pantalla. Los usuarios interactúan con el dispositivo a través de los toques en sus brazos capacitivos táctiles y reciben comentarios auditivos a través de los auriculares incorporados de conducción ósea. Básicamente, esto significa que puedes recibir información en tus oídos sin tener que usar audífonos todo el día, por lo que aún podrá escuchar el mundo a tu alrededor sin problemas. Y eso no es todo: las gafas Revves también cuentan con un micrófono, el cual te permite hacer llamadas y tiene el potencial para más comandos de voz

En inglés, el Vabroom tiene un nombre muy apropiado, ya que es esencialmente una aspiradora (vacuum) y una escoba (broom), todo en uno, pero siendo objetivos es más una escoba que una aspiradora.

La idea es simple: barres el suelo como lo harías normalmente, pero en lugar de usar después el recogedor de polvo (pala), colocas la escoba boca abajo y aplicas presión. Esto activará la boquilla y la succión al vacío. En teoría, puedes aspirar toda la mugre que has barrido y nunca volver a necesitar un recogedor de polvo.

El VaBroom puede contener hasta una taza de suciedad y escombros en su contenedor transparente antes de que deba vaciarse. Un botón orientado hacia atrás facilita la apertura del contenedor, y el peso de 30 onzas de todo el dispositivo hace que sea fácil de usar para cualquier persona. El vacío es alimentado por un motor de 14,000 RPM que utiliza cuatro baterías AA. Según el creador de VaBroom, las baterías deberían ser suficiente como para darte unos 500 usos por carga.