Noticias

Jeep toma la ruta híbrida y enchufable para ganar en eficiencia

Jeep tiene una gran tradición. Pero incluso esta icónica marca que se remonta al vehículo que ayudó a ganar la Segunda Guerra Mundial, necesita adaptarse a los nuevos tiempos. Por eso, en el Salón del Automóvil de Ginebra 2019, presentó versiones híbridas enchufables de sus dos vehículos más pequeños: Compass y Renegade.

Según la compañía, los nuevos trenes motrices mejorarán la autonomía sin comprometer el rendimiento fuera de la carretera. Ambos vehículos utilizan un motor de cuatro cilindros turbo de 1.3 litro, que es esencialmente el mismo que se ofrece en el Renegade en América del Norte.

El motor de gasolina recibe asistencia eléctrica, lo que permite una salida total del sistema de hasta 240 caballos de fuerza, aunque la firma no ha detallado un número oficial. Según Jeep, el Renegade pasará de cero a 62 mph (100 kph) en menos de siete segundos, y espera un rendimiento similar en el  Compass.

Ventajas del enchufe

La ventaja de un híbrido enchufable sobre uno convencional es que la batería se puede cargar desde una fuente externa: de ahí el prefijo “plug-in”. Eso significa que el paquete puede ser más grande, permitiendo que operen únicamente con energía eléctrica por largos períodos de tiempo.

Jeep afirma que los híbridos enchufables pueden conducir hasta 31 millas (50 kilómetros) a velocidades de hasta 80 mph (130 kph) solo con electricidad.

La potencia se envía a las cuatro ruedas, pero no hay conexión física entre las delanteras y traseras. Un motor eléctrico acciona las traseras, anulando la necesidad de un eje de transmisión. Este sistema se usa en vehículos como los modelos T8 de Volvo y varios híbridos Toyota con tracción en las cuatro ruedas. De acuerdo a Jeep, este mecanismo permite un control más preciso de la división del par entre los dos ejes, un factor importante en el desplazamiento en carreteras.

Ese no es el único beneficio de un tren de potencia híbrido enchufable, según la subsidiaria del grupo Fiat Chrysler (FCA). Los motores eléctricos proporcionan más torque del que normalmente estaría disponible con los propulsores de gasolina equivalentes.

Además, los trenes motrices pueden controlarse como interruptores de intensidad, proporcionando una capacidad de ajuste instantánea e infinita de la potencia de salida. Eso es crucial en el off-road, donde la energía se debe dosificar cuidadosamente para evitar el deslizamiento en superficies de baja tracción como barro, tierra o rocas.

Jeep no dio a conocer plazos para el lanzamiento de los híbridos de Compass y Renegade, pero antes había adelantado que el Renegade se comenzaría a producir en 2020.

Otros lanzamientos

Como parte de los ambiciosos planes de electrificación de FCA, el fabricante estadounidense presentará 10 modelos híbridos enchufables a nivel mundial en los próximos años.

El icónico todoterreno Jeep Wrangler será uno de los modelos que obtendrán dicha fórmula. Mientras tanto, la marca hermana Alfa Romeo ha estrenado su propio prototipo híbrido Tonale en Ginebra.

Recomendaciones del editor