Noticias

El Mercedes-AMG GLS 63 es una auténtica bestia bajo el cofre

Rápido y elegante, el Mercedes-AMG GLS 63 consume gasolina con locura.

El Mercedes AMG GLS 63 te hará la persona más puntual del mundo. Este SUV alcanza unas velocidades con las cuales podrías retar al mismísimo Flash Gordon. Gracias a su motor V8 biturbo, alcanzas las 60 mph en solo 4.3 segundos. Nada mal para un SUV de cuatro puertas con espacio para siete pasajeros. Pero no es un SUV común y corriente (y aburrido), no, para nada: es una bestia bajo el cofre y muy elegante en su interior.  Aunque el modelo 2019 llega con nuevo nombre y pequeños cambios, y de todo esto justamente te queremos hablar a continuación: de este precioso SUV de la división de alto rendimiento de Mercedes-AMG.

Exterior Inconfundible

Las formas del AMG GLS 63 exudan una personalidad agresiva y deportiva. Su parrilla con rejilla en rombos en negro con la estrella de tres puntas de la marca en medio le da el carácter propio de aquel que se sabe único en el mundo.

Mercedes-AMG GLS 63
Sandra Muñoz/Digital Trends en Español

Una bestia bajo el cofre

La insignia AMG prácticamente lo dice todo. Este SUV está muy lejos de ser un vehículo “del montón”. Para empezar, bajo el cofre nos encontramos un bestial motor AMG V8 biturbo de 5.5 litros que bombea 577 caballos de fuerza, 27 caballos de fuerza más que en su anterior modelo. No hay cambio en su toque, el cual se mantiene en 561 libras-pie. El motor fabricado a mano envía su potencia a las cuatro ruedas por medio de una transmisión automática de siete velocidades, la cual se puede controlar por medio de levas de cambio en un volante que es –dicho sea de paso– bastante grueso, suponemos que para controlar mejor a la bestia. Aunque pesa tres toneladas, el AMG GLS 63 es bastante veloz, y demora el mismo tiempo en alcanzar las 60 millas que el Porsche 911 Carrera (y eso que el Porsche es 2,447 libras más liviano). Pero tanta potencia tiene también sus desventajas: su V8 biturbo es sediento, y nunca debes olvidar la billetera al salir de paseo. Su rendimiento está lejos de ser envidiable: 13 millas por galón en ciudad y 18 millas por galón en la carretera. Las cosas se ponen aún peor si lo manejas en modo Sport o Sport+.

Mercedes-AMG GLS 63
Sandra Muñoz/Digital Trends en Español

En cuanto a contrincantes, solo podríamos mencionar al Dodge Durango SRT, la cual produce 475 caballos de fuerza.  Tal vez el esperado modelo X7 de BMW –del cual e rumora emitirá entre 600 y 650 caballos de fuerza– sea también un rival a su altura.

Aunque pesa tres toneladas, AMG GLS 63 2019 es bastante veloz, y demora el mismo tiempo en alcanzar las 60 millas que el Porsche 911 Carrera.

Una Cabina Lujosa

Todos sus asientos están cubiertos en piel Nappa color negro con doble costuras blancas. Nos gustaron los toques de fibra de carbono con el lacado estilo piano, el cual le otorga un bello balance. Lo mejor cuesta caro, evidentemente: en este caso, $1,750 dólares, si quieres un acabado más fino. Definitivamente tus pasajeros viajaran en la opulencia, con techo panorámico, asientos delanteros con sistema de enfriamiento o calefacción y que, además, puedes programar para que te den un masaje. Por el módico precio de $180 dólares extras podrás equiparlo con portavasos delanteros que mantendrán tus bebidas en su temperatura, ya sean calientes o frías. Pero no todo lo que brilla es oro, ni siquiera en el interior de un Mercedes AMG. No puedes recargar tu celular de forma inalámbrica, aunque si tendrás compatibilidad con Apple Carplay y Android Auto. Cuenta con el sistema de información y entretenimiento COMAND, el cual ridículamente complicado de usar: conectarle tu celular resulta una auténtica odisea tecnológica, y más frustrante aún es su pantalla, la cual no es táctil.

Sandra Muñoz/Digital Trends en Español

En cuanto a espacio, hay que decir que este SUV es bastante amplio. En la segunda fila encontramos un asiento tipo banco para tres pasajeros, en la tercera fila tenemos espacio comparable a los sedanes de lujo compactos, tendrás unas 35 pulgadas para estirar tus piernas y 38.9 pulgadas de espacio para la cabeza. En la cajuela, con todos los asientos alzados, tendrás 16 pies cúbicos, y 94 cuando los asientos de la segunda y tercera fila están abatidos, igual que en el Cadillac Escalade. Hay suficiente espacio para las compras, y si necesitas además remolcar tus juguetes grandes, el AMG GLS 63 tiene capacidad de remolque hasta de 7,500 libras.

Nuestra Opinión

Este SUV de tres filas tiene un pésimo rendimiento de gasolina, además de un sistema de infoentretenimiento que resulta frustrante de usar. Eso sí, el Mercedes Benz-AMG GLS63 es ridículamente veloz, sólido y ágil, y mentiríamos si no dijéramos que nos encantó ponernos detrás de su volante. Es un SUV lujoso, cómodo y bastante atractivo. Pero siempre hay opciones. Si deseas un SUV similar en tamaño, con mejores cualidades –aunque no tanta potencia– quizá su hermano Mercedes Benz GLS450 es una buena una alternativa. El AMG GLS 63 tiene un precio base de $126,150 dólares. El que manejamos y que ves en las fotos, tiene un costo de $137,005 más impuestos.

Recomendaciones del editor





DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *