Noticias

Con The Looking Glass podrás interactuar con hologramas en 3D

Hay varias razones por las cuales los televisores 3D fueron un fracaso, y una de ellas -la más obvia- fue la falta de contenido en 3D. Pese a ello, ahora existe una nueva “pantalla holográfica” en 3D, llamada The Looking Glass, capaz de generar imágenes al puro estilo de Star Wars. Y la compañía detrás de ella tiene una estrategia bastante diferente. En lugar de entregar hardware sin contenido a los consumidores, está diseñada por y para creadores de contenido 3D.

The Looking Glass Factory es una empresa con sede en Brooklyn, fundada en 2013, que ha estado trabajando en desarrollar la tecnología de hologramas durante los últimos cinco años. Desde entonces, ha producido y vendido varios productos, incluidos L3D Cubes y HoloPlayer One, pero está claro que esos fueron los primeros pasos para desarrollar este nuevo proyecto.

¿Qué es The Looking Glass?

The Looking Glass es una pesada caja de vidrio que puede mostrar contenido holográfico tridimensional que parece flotar en el aire, y no necesita ningún tipo de casco o gafas especiales para que funcione. Disponible en tamaños de 8 pulgadas y 15 pulgadas, está destinada a colocarse en una mesa o un escritorio, porque debe estar conectada a una computadora relativamente potente.

Como por arte de magia

Tuvimos la oportunidad de verlo en acción, y podemos confirmar que produce el contenido 3D más realista que jamás hayamos visto. Las animaciones transportadas al Looking Glass, lo cual es fácil de hacer dado que la plataforma es compatible con Unity, son fluidas y se ven nítidas desde varios ángulos. También es posible interactuar con la interfaz holográfica, ya que admite una variedad de dispositivos periféricos como el Leap Motion Controller e incluso los controles Joy-Con del Nintendo Switch.

Durante nuestra prueba, lanzamos una figura animada con solo nuestras manos y la pusimos a danzar en el aire, gracias al control de seguimiento Leap Motion, que rastrear los movimientos de nuestra mano. También iluminamos una realista escena de una rana solo usando un dedo, que actuaba como una antorcha.

Planes ambiciosos

La idea de la compañía es llevar el Looking Glass a manos de creadores de contenido 3D en todo el mundo, quienes podrán ver cómo se ven sus creaciones a través de esta pantalla holográfica, que incluso puede ayudar a influir en el proceso de diseño. Por ejemplo, colocar un modelo 3D en la caja y luego proyectar luz artificial sobre él, puede ayudar a los animadores a ver exactamente dónde aterrizan las sombras rápidamente para un resultado más realista.

Esto eventualmente llevará a que los creadores llenen una biblioteca de aplicaciones 3D con cientos o miles de creaciones, que actualmente alberga docenas de aplicaciones de Looking Glass Factory. Una vez que haya una gran cantidad de contenido, el cofundador y CEO Shawn Frayne dijo a Digital Trends que él cree que los consumidores en general querrán tener The Looking Glass en sus hogares.

pantalla holografica the looking glass 3d

“Es una de nuestras teorías que, dentro de unos años, en los hogares de las personas, se podrán encontrar nuestros Looking Glass en cada una de las habitaciones que tienen una Alexa u otro dispositivo con un asistente inteligente con control de voz”, dijo Frayne. “Or ejemplo, hay un personaje virtual que habla con la voz de Alexa, y luego ella o él traerá todo lo que pidas. En ese sentido, comenzaría a convertirse en una pieza central de otros dispositivos de la casa inteligente, así como de la comunicación y la creación en el hogar”. Nos recuerda un poco a la asistente personal holográfica de Gatebox, aunque, por supuesto, con mucha más versatilidad.

Cómo funciona

The Looking Glass se compone de una combinación de tecnología de campo de luz y volumétrica. La pantalla de campo de luz recrea los rayos de luz que rebotan en el contenido 3D, lo que ayuda a visualizarlo, y la pantalla volumétrica ayuda a darle “cuerpo” a la imagen y crear estos objetos animados en tres dimensiones.

Frayne dijo que el Looking Glass genera 45 vistas de contenido 3D, por lo que un grupo de personas puede agruparse alrededor del dispositivo y ver la escena sin ningún problema. En nuestra experiencia no nos encontramos con ningún tipo de fatiga visual, malestar, ni dolor de cabeza, incluso después de mirar las imágenes tridimensionales durante bastante tiempo.

Con estos objetos holográficos, Frayne cree que veremos más datos que nuestros cerebros preferirán sobre las pantallas 2D estándar. Por ejemplo, poder ver los detalles del mapa de Marte a través de esta caja  proporcionará una mejor comprensión del terreno, que si simplemente los vemos en una pantalla 2D.

“La esperanza es que al principio los creadores usen el sistema porque el contenido se siente más vivo, y luego se dan cuenta y piensen, ‘Oh, puedo diseñar mis personajes más rápido y mejor en este sistema’”, dijo Frayne. “Entonces se inicia ese ciclo virtuoso de los diseñadores que crean nuevos medios y contenido para este sistema, y ​​luego las personas lo compran, lo disfrutan, y aprenden de él”.

Disponibilidad y precio

Pero, por supuesto, toda esta tecnología no resultará barata. The Looking Glass comienza en $600 dólares para la versión más pequeña, pero el precio sube hasta $3,000 dólares para el modelo más grande.

Si te interesa, podrás encontrarlo con grandes descuentos a través de Kickstarter, que es donde la compañía está tomando los pedidos por adelantado. Las primeras cien unidades se enviarán en septiembre a quienes las hayan ordenado, y el resto se promete para diciembre. Hasta el momento de escribir esta nota, Kickstarter muestra que más de 600 personas ordenaron una unidad, así que seguramente escucharemos más al respecto durante la temporada de las fiestas de fin de año.

Recomendaciones del editor